El PP de Bauzá responde cara a cara a la protesta contra el trilingüismo

Los populares han sido llamados a la contramovilización para contrarrestar las protestas

Manifestación de la comunidad educativa frente a la sede del Gobierno Balear en Palma de Mallorca el 23 de septiembre.
Manifestación de la comunidad educativa frente a la sede del Gobierno Balear en Palma de Mallorca el 23 de septiembre.tolo ramón

El PP balear de José Ramón Bauzá se esfuerza en imponer la disciplina interna a sus cargos públicos locales que han dudado, públicamente, sobre la oportunidad y el coste político del vuelco educativo ordenado por su propio Gobierno de Baleares con el nuevo modelo del trilingüismo.

La doctrina oficial del Ejecutivo de Bauzá se está repartiendo a los cargos del PP desde el gabinete de prensa del partido en documentos de hasta cinco folios. Con estos guiones, los activistas, opinadores, tertulianos y autoridades del PP pasan a la acción en sus medios oficiales o afines. Los populares necesitan expandir sus tesis educativas en los foros institucionales donde tienen un peso determinante.

Desde la hegemonía institucional, la derecha balear ha padecido la mayor y más dilatada protesta ciudadana, candente en casi todas las esquinas de las islas, con lazos de la bandera cuatribarrada a favor del catalán y con miles de camisetas y pancartas verdes a favor de la escuela pública. Una huelga de docentes de Baleares bloqueó las clases en gran parte de la red pública durante tres semanas, entre el 16 de septiembre y 4 de octubre. Y el 29 de septiembre cien mil personas se manifestaron en las cuatro Islas Baleares –con una población de 1,1 millones-.

El aparato del PP ha llamado a la contramovilización, una acción directa, basada en el boca a boca y disfrazada de una supuesta campechanía popular. Ayer domingo, en la feria de un pueblo de Mallorca, Felanitx, la consejera insular y exalcaldesa Catalina Soler reprochó en la calle al escultor Jaume Canet su compromiso solidario con la marea verde de los profesores en huelga, con los padres y ciudadanos a favor de la escuela pública y contra el giro del trilingüismo.

Canet, que ha donado una obra para la caja de resistencias de los huelguistas, como han hecho otros 200 artistas de Mallorca, comenzando por Miquel Barceló, quedó cariacontecido por la interpelación de Soler, un gesto que consideró insolente de la autoridad de su pueblo, ante la comitiva oficial. Soler, en declaraciones a EL PAIS este lunes, se escudó en “la gran amistad” que mantenía con el autor y las ironías de las relaciones cordiales locales. “Es como si fuéramos hermanos. Cuando era alcaldesa celebré la boda del escultor con su esposo”. Canet ayer mismo borró de su lista de amistades en Facebook a la política.

Por otro lado, el secretario autonómico de Educación, Guillermo Estarellas, designado por el presidente Bauzá para implantar el trilinguismo, reprochó directamente a los músicos de la Orquesta Sinfónica de las Islas Baleares que se hayan solidarizado expresamente con los docentes en huelga. La orquesta ha protagonizado una huelga de casi tres meses en defensa de su continuidad. Estarellas, según el Diario de Mallorca, advirtió al comité de empresa de la orquesta que se podía romper un preacuerdo establecido si se empeñaba en dar un concierto público.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS