Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cospedal aumenta el presupuesto en Castilla-La Mancha para pagar deuda

Se reducen sensiblemente las partidas de sanidad y educación y crece el pago de intereses

La presidenta califica las cuentas como "austeras y realistas", y dice que el ajuste ha terminado

María Dolores de Cospedal, el pasado lunes. EFE

La presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, ha presentado esta mañana los presupuestos de la Junta para 2013, que ascienden a 7.963 millones de euros. Son un 7% mayores que los de 2013  para afrontar los intereses de su abultada deuda, que asciende a 10.348 millones de euros, el 28% del PIB (diez puntos por encima de la media del resto de España).

Frente a lo anterior, Cospedal tendrá menos dinero para gasto corriente y servicios, ya que el "techo de gasto", el límite presupuestario para gasto no financiero, cae un 1%, hasta los 5.676 millones. Y de ese total para gasto público habrá que detraer otros 538 millones en intereses, incluidos los de las empresas públicas que han comenzado a consolidar con la Junta de Castilla-La Mancha.

Internamente estos presupuestos que ven como un sapo que tiene que tragarse el propio Partido Popular en la región. Unos números que no son de su agrado pero que "por responsabilidad", tienen que sacar adelante para afrontar compromisos ineludibles como el pago de intereses.

Con estos mimbres, la presidenta María Dolores de Cospedal (PP), ha calificado las cuentas como  "austeras" y "realistas", donde los servicios públicos se llevan 85 de cada 100 euros, "cuatro décimas más que el año anterior". Aún así, ha destinado menos dinero para Educación y Sanidad. En el primer caso el gasto baja de 1.496 millones de euros a 1.460. Y el Servicio de Salud (Sescam) contará con 2.313 millones de euros, frente a los 2.341 del ejercicio de 2013.

En cuanto al gasto financiero, hay dos partidas fundamentales: la destinada a la deuda, de 1.061 millones, y la que servirá para financiar el déficit del 1% del PIB en que podrá incurrir la región, otros 367 millones, informa EFE. Este año el déficit para la Junta que gobierna la secretaria del PP ya se relajó del 0,7% inicial fijado por el Gobierno al 1,3%.

Para Cospedal, la "época de ajustes ha terminado", porque el techo de gasto ha caído solo "en 63 millones de euros", tras las fuertes correcciones de 2012 y 2013. Aumenta el capítulo destinado a personal, por "el incremento de la actividad en el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam) del plan de reducción de listas de espera". Bajan las inversiones y crecen  algunas partidas de Fomento, promoción exterior, agencia del agua y las del Instituto de la Mujer.

El portavoz socialista en las Cortes, José Luis Martínez Guijarro, ha criticado la estimación de gasto porque contempla "menos dinero disponible para atender a los ciudadanos" y solo aumenta el destinado a devolver la deuda acumulada. "Que nadie se engañe por el incremento del 7% en los presupuestos: habrá menos dinero disponible para atender a los ciudadanos de esta región, menos dinero para políticas de empleo, para la sanidad, para la educación, para los servicios sociales".