Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE reitera su apoyo por Gibraltar... y el presidente no le cree

Los socialistas piden que comparezca Margallo pero lanzan mensajes de colaboración

Ampliar foto

La colaboración entre el Gobierno y el PSOE sobre la crisis de Gibraltar tensó este viernes las relaciones del Ejecutivo con el principal partido de la oposición después de que Mariano Rajoy afirmara, tras el despacho con el Rey en Palma, que no cuenta con su respaldo para resolver el conflicto. Estas afirmaciones llevaron a la dirección de los socialistas a acusar al presidente de “engañar a la opinión pública”.

El jefe del Ejecutivo mantuvo que “la oposición rompió relaciones” con él y subrayó que se lo dijo el propio Alfredo Pérez Rubalcaba. “Si el PSOE no quiere apoyarnos en esto, tiene derecho a hacerlo, pero yo desde luego no lo haría”, declaró Rajoy. No obstante, el responsable de política europea de los socialistas, Juan Moscoso, había enviado antes una carta al secretario de Estado para la UE, Iñigo Méndez de Vigo, para trasladarle el respaldo de su partido al Gobierno. “Te ofrezco nuestra colaboración en todo aquello en lo que nuestra aportación pueda resultar de utilidad a los intereses de nuestro país”, escribió Moscoso.

El PSOE solicita la comparecencia del ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, pero abundó a lo largo del día en los mensajes de colaboración. “El PSOE apoya al Gobierno en la vía del diálogo y la diplomacia, pero discrepamos de la escalada verbal en la que se han enzarzado España y Reino Unido”, afirmó Moscoso. El propio Rubalcaba destacó el pasado miércoles que el conflicto de Gibraltar es “un tema de Estado” y, por tanto, es oportuno el respaldo mutuo. El líder de los socialistas pidió de forma inequívoca la dimisión de Rajoy el pasado 1 de julio, durante su comparecencia por el caso Bárcenas, y la dirección socialista mantendrá la ruptura de relaciones en el próximo curso. No obstante, en el PSOE no quieren que afecte las cuestiones de Estado y el bloqueo institucional.

Más información