Las colas vuelven con fuerza a Gibraltar

Agentes españoles admiten que la tensión es "palpable" El tiempo de espera es de varias horas, según la policía del Peñón

Después de una mañana de relativa calma, las colas de vehículos se han vuelto a formar en la frontera de Gibraltar después de que al Guardia Civil española endureciera los controles a los vehículos que pretenden entrar en España. "Estrictos controles de las autoridades españolas" avisaba la policía gibraltareña en su cuenta de Twitter. A media tarde de este viernes, la avenida de Winston Churchill, principal arteria que permite la salida y el acceso a la colonia, presentaba una larga caravana en los dos carriles de salida hacia La Línea de la Concepción (Cádiz).

Unos metros más cerca de la frontera, la policía gibraltareña se ha visto obligada a ampliar hasta cinco los carriles habilitados para intentar aliviar el tráfico. Aunque en días anteriores estas colas han tenido duraciones de hasta siete horas, las autoridades del peñón han informado sobre las cinco de la tarde de que el tiempo de espera era de tan solo 20 minutos. A las siete de la tarde, había aumentado a las dos horas y media y la cola llegaba hasta la iglesia de Santa Teresa, a un kilómetro y medio de la aduana. Las imágenes que recogen las cámaras de la policía han mostrado durante toda la tarde largas hileras de vehículos que apenas se movían. Sobre todo había turismos, pero también se han podido ver varios autobuses turísticos de dos pisos igual de atascados que el resto.

La situación se complicado durante la tarde porque durante el fin de semana miles de personas salen de Gibraltar para disfrutar de su descanso durante el fin de semana. No ha sido hasta las once menos cuarto de la noche cuando la policía gibraltareña ha informado en las redes sociales de que no había colas para salir.  Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado han asegurado que ellos hacen los controles para "evitar el contrabando de tabaco", si bien han admitido que "la tensión es palpable", por lo cada vez el escenario puede ser "más complicado". De momento, según apuntan a Europa Press algunos agentes de la aduana, se mantiene "la tensa calma".

Este nuevo endurecimiento de los controles de la Guardia Civil en la frontera se produce en plena crisis diplomática entre el Gobierno británico y el español, y solo un día después de que el Ministerio de Defensa del Reino Unido confirmara que el lunes partirá una poderosa flota de guerra con destino al Golfo Pérsico, pero que fondeará en la base miliar del Peñón en torno al próximo 18 de agosto. 

Más información

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se ha referido este viernes al conflicto en una comparecencia en Mallorca tras haber despachado con el Rey. "Podemos y debemos hacer controles", ha aseverado. "Pondremos todas las medidas que estén dentro de la ley, aunque nuestra prioridad es hablar y no tomar decisiones irreversibles, eso no me gusta", ha aclarado.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterPerfiles Profesionales 2022

Lo más visto en...

Top 50