Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gallardón anuncia que en tres meses se aprobará el anteproyecto de ley del aborto

Rajoy había retrasado la aprobación de la norma ante la división interna que genera

Un quirófano de una clínica que interrumpe el embarazo en Madrid.

El ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, ha afirmado este viernes que en tres meses estará listo para su aprobación en el Consejo de Ministros el anteproyecto de reforma de la ley del aborto. El ministro ha anunciado en la rueda de prensa posterior a la reunión del Gabinete que hay varios textos legales que están a punto de llegar al Consejo. "La cantidad de trabajo es considerable", ha afirmado, pero "en los próximos tres meses se aprobará el anteproyecto" de ley del aborto, ha indicado.

La división interna que genera esta reforma llevó al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a aparcar esta norma el pasado mes de mayo hasta encontrar un claro consenso interno. A pesar de que entonces el ministro de Justicia aseguró que presentaría el texto “pronto”, la ley salió de la agenda de reformas inminentes. La ley del aborto es un tema espinoso porque cada vez que el PP intenta llegar a un acuerdo sobre ella, estalla la división interna que genera. Acercarse a ella es arriesgarse a que la polémica acabe con la imagen de quien la protagoniza.

Gallardón confirmó poco después, a finales de mayo, que el supuesto despenalizado de riesgo de daño psicológico a la madre que existía en la legislación de 1985 se mantendrá. "Hay que respetar siempre los supuestos, entre los que está el daño psicológico para la mujer".

Hasta entonces, el ministro solo había dejado claro que la ley volvería a ser de supuestos despenalizados como la de 1985 (derogando la de plazos de 2010), y que sería "esencialmente" similar a aquella. De los tres supuestos que había entonces, Gallardón había dicho expresamente que el de violación se mantendría y que el de malformación fetal desaparecería.

Lo había sugerido igualmente un mes antes, en una entrevista en el diario La Razón: entonces dijo que "dentro del sistema de indicaciones […] las dos más importantes –el peligro para la salud física y psíquica de la mujer– no deben ser pretextos para hacer cosas distintas de lo que dijo el Constitucional". "Se deberán acreditar esas condiciones. Que no sea una mera declaración sino una auténtica constatación”, dijo. Hoy ha insistido: “Yo creo que hay que respetar siempre los supuestos, entre los cuales, por supuesto, está el daño psicológico para la mujer. Y que eso tiene que ser, como está establecido, acreditado por profesionales".

Los socialistas se han mostrado dispuestos a dar la batalla sobre este asunto en todo momento. El líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha hecho incluso llamamientos a la  movilización social con el fin de que la modificación de la norma no llegue al Congreso, donde la mayoría absoluta del PP lograría su aprobación.  “Vamos a intentar que no llegue y para eso hace falta que los ciudadanos hagan saber que no la quieren”, afirmó Rubalcaba en abril, cuando anunció que no daba la batalla por perdida.  

Más información