Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rubalcaba busca una salida al bloqueo que excluye la moción de censura

El PSOE seguirá hoy negociando para lograr apoyo de todos los grupos de la oposición

Alfredo Pérez Rubalcaba, ayer con parte de su equipo en un receso en una terraza de la calle de Ferraz.

¿Cómo salir del bloqueo institucional y cómo superar la sólida barrera de la mayoría absoluta del PP contra la que chocan las iniciativas de toda la oposición? En búsqueda de la respuesta a esa pregunta está el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, al habla con todos los demás portavoces parlamentarios, a excepción, obviamente, del PP.

El margen de maniobra es escaso porque no hay mecanismos parlamentarios para forzar una comparencia o para exigir responsabilidades políticas. Y, además, el calendario juega en contra de la oposición y a favor de Mariano Rajoy, porque hasta la segunda semana de septiembre no hay pleno de control al Gobierno y hasta entonces no hay opciones de llevar al presidente al Congreso. Solo quedan actuaciones testimoniales como una declaración firmada por todos, nuevas peticiones conjuntas para forzar nuevos debates en la Diputación Permanente o presentar una proposición no de ley conjunta en el registro de la Cámara pidiendo la dimisión, que no se votaría hasta mediados de septiembre. Ninguna de esas opciones obliga a Rajoy a comparecer antes de septiembre.

Hay además distintas posiciones de los grupos, sobre el mínimo común de la exigencia de explicaciones y responsabilidades a Rajoy por el caso Bárcenas, las acusaciones de este, sus relaciones por mensajes de móvil y las supuestas presiones para que no declarara. Rubalcaba ha pedido la dimisión de Rajoy y que sea sustituido por otro dirigente del PP. Ayer lo reiteraron en distintos foros los dirigentes Elena Valenciano, Óscar López y Antonio Hernando. Y en cada comunidad lo hicieron los respectivos líderes socialistas, que explicaron que no puede haber un presidente del Gobierno pendiente de lo que pueda declarar Bárcenas.

El presidente del Gobierno está decidido

a no comparecer

antes de septiembre

“Si como dijo Alfonso Alonso a voces, Bárcenas es un delincuente, los SMS confirmados por La Moncloa son la prueba de un encubrimiento. España está viviendo pendiente de un hilo, el hilo que une a Bárcenas con el presidente del Gobierno”, dijo Valenciano en la Cadena SER.

Rubalcaba reforzará hoy esa idea con una intervención ante sus parlamentarios.

El líder solialista volverá a pedir hoy la dimisión del presidente del Gobierno ante sus diputados

El secretario general socialista rechaza que haya elecciones ahora porque no pueden celebrarse en agosto, porque el resultado sería incierto y porque teme una crisis institucional en pleno proceso de salida de la recesión.

La opción de la moción de censura ni la contempla el líder del PSOE. Porque no tiene ningún futuro, porque pondría el foco sobre su programa y no sobre Rajoy y Bárcenas, porque el presidente ni siquiera tendría que intervenir en el debate y porque es imposible que otros grupos de la oposición le apoyen. Tampoco contempla una moción de censura con un candidato ajeno al Parlamento y de consenso, tal como permite el reglamento de la Cámara.

El portavoz de CiU, Josep Antoni Duran Lleida, es el más tibio y se queda en exigir reiteradamente la comparecencia de Rajoy y apoyará las iniciativas en ese sentido.

Cayo Lara (IU) está en pedir elecciones anticipadas ya. Pero tampoco hay posibilidad de obligar al presidente del Gobierno a ejercer su potestad exclusiva de convocarlas. Es decir, que su petición no pasa de lo simbólico tampoco.

Rosa Díez (UPyD) está por presentar una moción de censura con una candidato de consenso aceptado por todos, y para eso ha hablado con el resto de portavoces. La ley exige la firma de 35 diputados para presentar esa moción, es decir, solo el PSOE por sí mismo puede hacerlo. UPyD necesitaría a Izquierda Plural, el Grupo Mixto y los nacionalistas de PNV y CiU, lo cual no parece posible. Sus gestiones no han fructificado ni parece que lo vayan a hacer.

A finales del presente julio habrá una Diputación Permanente y, de momento, los grupos parlamentarios de IU, ICV-EUiA, CHA y Mixto registraron ayer una nueva petición de comparecencia de Rajoy “ante la nueva situación generada por las últimas novedades en el denominado caso Bárcenas, que ponen de manifiesto la relación del presidente con el ex tesorero del PP, con comunicaciones que se extendieron hasta el presente año”.

Salvo rectificación radical no prevista, el PP frenará ese día todas las peticiones de la oposición.

Hoy lo hará también en la mesa del Senado, donde se debatirá la petición de toda la oposición para un pleno en la Cámara alta.

Además, hoy y mañana se celebrará un pleno del Congreso (se celebrará en el Senado porque hay obras en la Cámara baja) en el que, por decisión del PP, no habrá control del Gobierno. Se debatirán leyes y decretos y está previsto que todos los grupos de la oposición incluyan en sus intervenciones referencias a la negativa del presidente del Gobierno a comparecer en el Parlamento antes de septiembre.

Más información