Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hacienda eleva ya a 6,5 millones el fraude de Bárcenas y su esposa en cinco años

Hacienda dispara a 3,1 millones el fraude de Barcenas en 2007

El cálculo incluye los rendimientos de las cuentas suizas en las que acumuló 48 millones

Luis Bárcenas, a su llegada a la Audiencia Nacional en febrero. AFP

El extesorero del PP, Luis Bárcenas, defraudó a Hacienda 3,1 millones de euros solo en 2007. Esa es la conclusión a la que ha llegado la Oficina Nacional de Investigación contra el Fraude (ONIF) tras evaluar las rentas y el patrimonio descubierto al que fue responsable de las cuentas de los populares durante dos décadas. El análisis de las cuentas y patrimonio de Luis Bárcenas y su esposa arrojan ya un fraude de 6,5 millones de euros, tanto en IRPF como en patrimonio, entre 2002 y 2007.

El cálculo incluye los rendimientos hallados en las cuentas suizas, en los bancos Dresdner Bank y Lombard Odier, en los que acumuló una fortuna de cerca de 48 millones de euros. Hacienda evalúa así no solo los rendimientos que sacó por ellas sino el patrimonio que no declaró. De esa manera, sostiene que, por el IRPF, Bárcenas defraudó 2.015.463 millones de euros, mientras que por patrimonio dejó de ingresar 1.133.344 euros. Hasta ahora, la Agencia Tributaria había atribuido, en el caso del IRPF, un fraude de 850.000 euros, mientras que, antes de descubrir la cuenta del Lombard, 500.000 por patrimonio, es decir, un total de 1,3 millones de euros, que ahora eleva a 3,1 millones solo del año 2007.

 Este último ejercicio fue el de mayor engaño a las arcas públicas. En 2006, de momento, la Agencia Tributaria ha atribuido a la esposa de Bárcenas, Rosalía Iglesias, y a él como cooperador necesario, un fraude de 222.112 euros. En 2005, según los informes de Hacienda —que sirvieron a la fiscalía para marcar la fianza civil que exige al extesorero para garantizar que hará frente a su responsabilidad pecuniaria en caso de ser condenado—, defraudó 500.000 euros en la declaración de la renta. En 2004, el fraude fue de 850.000 euros, mientras que el matrimonio defraudó, conjuntamente, más de 1,5 millones de euros en los ejercicios fiscales de 2002 y 2003. Fueron dos años en los que las declaraciones de la renta de la pareja salieron negativas, con lo que el fisco les devolvió 21.795 euros.