Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Chacón: “Es el acto de una persona generosa, honesta y digna”

La exministra de Defensa cree que Griñán piensa en "un relevo generacional"

Chaves cree que el relevo en Andalucía no condiciona la agenda del PSOE

"Las personas, más que por sus palabras, se las conocen por sus actos. Y este es el acto de una persona generosa, honesta y digna". Así se ha pronunciado esta mañana la diputada socialista y exministra de Defensa Carme Chacón sobre la decisión de José Antonio Griñán de no repetir como candidato. Chacón, que disputó la secretaría general a Alfredo Pérez Rubalcaba en el Congreso de 2012, considera que se trata de una opción "muy meditada" y que el presidente andaluz piensa "en un relevo generacional".

El antecesor de Griñán al frente de la Junta, Manuel Chaves, ha confiado este miércoles en que la decisión de su sucesor, José Antonio Griñán, de no repetir como candidato no condicione la agenda del PSOE. En declaraciones a los medios antes del pleno del Congreso, Chaves ha señalado que la decisión de Griñán de dejar paso al relevo generacional en el PSOE andaluz no va a determinar ni a la dirección federal ni la elección del futuro candidato a La Moncloa, informa Efe. 

"No tienen nada que ver una cosa con la otra", ha insistido Chaves, quien se ha mostrado seguro de que la decisión de Griñán "no va a condicionar la agenda de Rubalcaba y la agenda de la dirección federal del partido".

Con todo, ha admitido que puede haber quien tenga interés en mezclar las dos situaciones. En cualquier caso, también ha deseado que esta nueva situación "no desenfoque" ni desvíe la atención del partido sobre lo que realmente son los problemas de la sociedad. "Y no volvamos a enfocar hacia el interior del partido", ha advertido.

Pese al deseo de Chaves, el relevo en Andalucía tiene implicaciones en la política nacional. Griñán y su equipo son conscientes de que el paso atrás que va a dar el presidente andaluz para facilitar el relevo va a poner en un aprieto a Alfredo Pérez Rubalcaba, un dirigente de su misma generación. Griñán y Rubalcaba entraron en los Gobiernos de Felipe González en 1982 (el primero como ministro de Sanidad y el segundo en Educación) y continuaron en ellos hasta que el PSOE perdió las elecciones de 1996 ante José María Aznar.

En el último año, las relaciones entre Griñán y Rubalcaba no han sido fáciles, pero han establecido una coexistencia pacífica que ha permitido acallar fuertes discrepancias sobre el fondo y la forma de oposición a Mariano Rajoy o sobre cómo y cuándo debe resolverse quién será el próximo candidato del PSOE a presidente del Gobierno.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información