El Rey consulta las reformas con el Consejo de Estado

Don Juan Carlos come con el órgano consultivo por primera vez en 38 años Quiere pulsar el momento político e institucional con los expertos

El Rey almuerza con la comisión permanente del Consejo de Estado.
El Rey almuerza con la comisión permanente del Consejo de Estado.Casa de S.M. El Rey

Tras su operación de hernia discal, el Rey decidió que quería reducir su actividad internacional y aumentarla en España, donde están los problemas. Esos planes implicaban más reuniones con agentes sociales, empresarios y representantes políticos y una buena muestra de esa nueva estrategia se vio este martes en una cita inédita: don Juan Carlos almorzó por primera vez en 38 años con la comisión permanente del Consejo de Estado en la sede del organismo. Él había pedido que se celebrara esa comida. Quería, según fuentes de La Zarzuela, escuchar, preguntar, y "tomar el pulso” al momento político, institucional y económico del país.

El Consejo de Estado es el órgano al que el presidente del Gobierno, los ministros o los presidentes de las comunidades autónomas consultan sobre propuestas legislativas. Este martes, durante el almuerzo con el Rey, al que también asistió la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, hablaron sobre las reformas pendientes, especialmente, del proyecto de ley de racionalización y sostenibilidad de la Administración local y las pensiones, según fuentes conocedoras de la reunión.

Son miembros de la comisión permanente del Consejo de Estado, que preside el exministro de Sanidad José Manuel Romay Beccaría, Landelino Lavilla, Miguel Ángel Rodríguez Piñeiro, Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón, María Teresa Fernández de la Vega, Fernando Ledesma, Alberto Aza, José Luis Manzanares y Enrique Alonso.

El Rey ya había recibido otros años en audiencias en La Zarzuela a los presidentes del Consejo de Estado —lo hizo en 2012 y 2011 con Romay Beccaria y Francisco Rubio Llorente, respectivamente—pero nunca había organizado una comida de este tipo con todos los miembros de la comisión permanente. Don Juan Carlos cree que ahora, antes que los viajes para vender la marca España, como hizo el año pasado, es más importante el trabajo interno para facilitar consensos como el que acaban de alcanzar Gobierno y el PSOE para defender una posición común en Europa. Don Juan Carlos, explican desde La Zarzuela, quiere favorecer los pactos, que ve más necesarios que nunca, y así se lo ha transmitido tanto al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, con el que despacha cada semana, como al líder de la oposición, Alfredo Pérez Rubalcaba, con el que habla con asiduidad.

El Monarca quiere reforzar su papel de árbitro, insisten las mismas fuentes, e instar a los representantes políticos, como ya hizo en su discurso de la pasada nochebuena, a recuperar lo que llamó “la Política con mayúsculas”, “la que sabe renunciar a una porción de lo suyo para ganar algo mayor y mejor para todos”.

Sobre la firma

Natalia Junquera

Reportera de la sección de España desde 2006. Los jueves publica una columna en Madrid, Kilómetro cero. Durante la semana comenta las redes sociales en Anatomía de Twitter y realiza entrevistas para la serie Conversaciones a la contra. Especialista en memoria histórica, ha escrito dos libros, Valientes y Vidas Robadas (Aguilar).

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS