Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CRISIS ECONÓMICA

El primer pacto Rajoy-Rubalcaba se centra en empleo joven y ayudas europeas

PP y PSOE registran el texto en solitario y esperan negociar hasta el día 25

CiU, PNV y UPyD son proclives al acuerdo, aunque critican cómo se negocia

El presidente y el líder del PSOE hablan por telefóno y citan para hoy a los grupos

IU y Grupo Mixto se excluyen del acuerdo

Será un pacto de mínimos y hasta de generalidades, pero será el primero de la legislatura, participarán casi todos los grupos del Congreso y, además, será solemnizado con una fotografía. El acuerdo sobre la Unión Europa, seguro y próximo, ha servido ya para crear un clima político distinto. Tanto que, por ejemplo, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el líder de la oposición, Alfredo Pérez Rubalcaba, convirtieron este miércoles la sesión de control en el Congreso en un intercambio amable de frases que ni siquiera llegó a debate. Hasta diez veces en dos minutos repitieron expresiones como “coincido con usted” o “estoy de acuerdo con usted”.

Los dos hablaron por teléfono luego de manera extensa y pactaron las líneas generales del acuerdo. Este incluye la puesta en marcha cuanto antes del plan europeo de empleo juvenil, la aprobación de medidas para la economía real —en especial una línea de crédito para Pymes del Banco Europeo de Inversiones (BEI)— y medidas de crecimiento e inversiones europeas con cargo a los fondos comunitarios. La iniciativa, consensuada por Rajoy y Rubalcaba, contempla también la unión bancaria y avances en el mercado interior europeo.

Los líderes de los partidos mayoritarios están estratégicamente interesados en el pacto. Entienden que el acuerdo beneficiará sus expectativas electorales en un momento de gran desgaste entre sus votantes y también esperan reforzar la posición negociadora de España ante la UE, ante la premiosidad con que, a su juicio, actúa Bruselas. Para eso, los dos han encapsulado este asunto evitando vincular el pacto a otros temas más delicados como el de las pensiones y llevan semanas apaciguando el clima político en el Parlamento, en respuesta a la abrumadora mayoría que en las encuestas exigen acuerdos entre los dos grandes partidos.

Hoy mismo los portavoces de los grupos del Congreso se reunirán con los del PP y PSOE, Alfonso Alonso y Soraya Rodríguez, respectivamente, para perfilar el texto que debatirán y aprobarán en el pleno del día 25 de junio, dos días antes de la Cumbre Europea que el Gobierno y la oposición consideran fundamental para salir de la crisis. Estarán todos, salvo el de IU, Cayo Lara, y casi todos los de Mixto, que se han excluido del acuerdo.

En principio, CiU, PNV y UPyD están dispuestos a apoyar la iniciativa que se prevé presentar antes del viernes para que la califique la mesa del Congreso el próximo martes y se vote como proposición no de ley en el pleno del 25. Sin embargo, los tres partidos no han ocultado su molestia por la forma en que se elabora la iniciativa. Han pedido participar activamente en su redacción y creen que, en cambio, Gobierno y PSOE cocinan un texto para el que luego solo piden adhesiones.

Esas objeciones y el avance de discrepancias sobre el fondo hacen que IU y el Mixto se hayan excluido de la reunión. Según José Luis Centella (IU), es “el pacto del bipartidismo impuesto por los hombres de negro”.

El secretario de Estado de la UE, Íñigo Méndez de Vigo, y el diputado del PSOE Juan Moscoso han intercambiado ya papeles que remitieron este miércoles a los grupos para redactar hoy el texto de la proposición no de ley. Habrá una apelación retórica a la necesidad de incrementar la integración europea y a cómo las soluciones para la crisis deben venir desde Bruselas. Parte de la discusión es cómo hacer referencia a las reformas o recortes que ya se han realizado en España y que deberían tener un reconocimiento en la UE en forma de medidas de estímulo de la economía. Sobre medidas concretas, se hablará de las tres que están previstas en el orden del día del Consejo Europeo: el impulso de la unión bancaria, medidas en favor de las pequeñas y medianas empresas y un plan de empleo juvenil.

Los dos parten del diagnóstico común de que hay un cambio en Europa desde la estricta política de austeridad a la de ayuda al crecimiento y una exigencia de incrementar y acelerar los ritmos.

“El Consejo Europeo aprobó el pacto por el crecimiento y el empleo. En este año no ha habido crecimiento sino recesión, no ha habido empleo sino desempleo, y seguramente esa es la razón por la que la derecha europea ha empezado a cambiar su política económica”, le dijo Rubalcaba a Rajoy en el pleno.

“Hoy, el más importante, como usted decía, es el crecimiento económico y resolver los problemas de empleo juvenil y crédito para las pequeñas y medianas empresas”, respondió el presidente del Ejecutivo.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información