Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Defensa insta a los militares a extremar las precauciones

Recomendaciones de autoprotección tras los atentados de Londres y París

Los atentados de las últimas semanas en Londres y París —donde dos soldados fueron acuchillados, con desigual fortuna, por radicales islámicos— han llevado al Ministerio de Defensa a recomendar a los militares que extremen su autoprotección.

“Hemos tomado unas medidas de precaución. He dado instrucciones al Jemad \[Jefe del Estado Mayor de la Defensa\] para que se ocupe de que todos, dentro y fuera de España, tomen medidas”, declaró ayer el ministro de Defensa, Pedro Morenés, a TVE, coincidiendo con el Día de las Fuerzas Armadas.

Fuentes militares aseguraron que el nivel de alerta se mantiene inalterable, pero añadieron que las medidas de seguridad asociadas al mismo afectan a la protección de las instalaciones y de los vehículos militares, mientras que el objetivo de los lobos solitarios —terroristas individuales que atacan armados con cuchillos en plena calle— son los propios militares, incluso fuera de servicio.

Para intentar conjurar esta amenaza, los militares han recibido en los últimos días la recomendación de que refuercen su seguridad personal. Los consejos incluyen normas de conducta, como no caminar en solitario o verificar periódicamente que nadie les sigue. Desde los años ochenta, en el momento de mayor actividad terrorista de ETA, está vigente la recomendación de no utilizar el uniforme por la calle y cambiarse de ropa al llegar o salir del cuartel. Aunque tras el cese de los atentados de ETA se planteó eliminar esta recomendación —que ha llevado a que los uniformes desaparezcan prácticamente del paisaje urbano—, todavía sigue en vigor.

Los servicios de inteligencia trabajan para detectar a los lobos solitarios, pero reconocen que es casi imposible evitar que se escape algún caso.