Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
REACCIONES A LA ENTREVISTA DEL EXPRESIDENTE

Rajoy evita polemizar con Aznar y dice que mantendrá su política económica

El presidente no quiere informar siquiera sobre si vio la polémica entrevista con el expresidente

Seis veces le preguntaron al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (PP), sobre si vio la entrevista que este martes concedió a A3TV José María Aznar y siete veces eludió la respuesta. Ni siquiera respondió si la vio o no. Lo que sí quiso dejar claro Rajoy en Bruselas es que no piensa cambiar el rumbo de su política. "No van a encontrarme en ninguna polémica con un expresidente y menos con el presidente Aznar", insistió una y otra vez el actual inquilino de La Moncloa, que sentenció que -con o sin críticas del presidente de honor de su partido o de quienes no compartan sus medidas- va a mantener su política. "Hay un rumbo marcado y hay que mantenerlo y dará lugar a que salgamos de la crisis y no voy a cambiar la política económica; estoy haciendo lo que creemos que hay que hacer", subrayó.

Rajoy, consciente de cuál había sido la polémica política del día en España, quiso centrar la rueda de prensa que ofreció en los resultados del encuentro de los 27. Incluso dio un titular: 131.411 contribuyentes en España han declarado que tienen rentas o patrimonio en el extranjero por un valor de "87.000 millones de euros, un 9% del PIB español". Pero no hubo manera. Los ecos de la dura entrevista a Aznar, que censuró la política económica del actual Gobierno y reclamó una inmediata bajada de impuestos, pudieron con los resultados del encuentro. Primera pregunta y primera elusión de Rajoy. "Yo tengo por norma no comentar las opiniones de expresidentes del Gobierno y no lo voy a hacer esta vez", contestó. No sirvió.

Hubo un segundo intento con idéntico resultado. "No van a encontrarme en ninguna polémica con un expresidente y menos con el presidente Aznar". El tercer intento tuvo mejor resultado, con la combinación de una pregunta sobre la situación económica y otra sobre la entrevista. Siguió sin contestar sobre si la había visto o no. Pero dejó patente que sí sabía de qué había hablado y que sabía de las amonestaciones de Aznar a la política económica de su Gobierno: "Voy a mantener el rumbo en política económica (...) Hay un rumbo marcado y hay que mantenerlo y dará lugar a que salgamos de la crisis y no voy a cambiar la política económica; estoy haciendo lo que creemos que hay que hacer".

La insistencia de los periodistas provocó incluso las bromas del sucesor de Aznar al frente del PP y segundo presidente del Gobierno de ese partido. Pero sin respuestas. "Ya he dicho todo lo que tenía y debía decir y mi obligación es gobernar y sacar adelante a este país... estamos dando pasos en la buena dirección". E intentó cortar: "Yo ya he dicho lo que tenía que decir y yo tengo que preocuparme por lo que tengo que preocuparme". No lo logró, pero tampoco respondió, pese a las siete preguntas. ¿Y un mensaje a los votantes que pudieran estar desconcertados tras escuchar a Aznar? \Les rogaría que no me hagan volver a tener que decir lo mismo, aunque sea de otra manera". Y se fue. De viaje a Colombia.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >