Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La sociedad de Urdangarin y la Infanta declaró pérdidas en 2011 y 2012

La sociedad Aizoon declaró hasta 237.000 euros de pérdida en 2011

Ni los duques de Palma ni Carlos García Revenga se acogieron a la amnistía fiscal

La infanta Cristina y su esposo, Iñaki Urdangarín, en noviembre de 2012. EFE

La sociedad Aizoon, cuya propiedad comparten al 50 por ciento la Infanta e Iñaki Urdangarin, en sus dos últimos ejercicios declaró pérdidas, de hasta 237.000 euros en 2011. Durante los años anteriores siempre se dieron beneficios, en especial entre 20004 y 2008, años del esplendor de los negocios bajo sospecha del yerno del rey, con ingresos de más de un millón anuales y ganancias declaradas de cerca de 400.000 euros.

Los resultados negativos esperan ser compensados en el futuro para obtener beneficios fiscales. Eso consta en todas las memorias y cuentas de Aizoon incorporadas por orden del juez a la causa. La Infanta presidió las dos últimas juntas generales extraordinarias y su esposo actuaba de secretario que además presentaba y firmaba los balances como administrador. Una de las sesiones se celebró en su anterior domicilio de Maryland, Wasingthon.

Aizoon se declaró una sociedad pyme (pequeña y mediana empresas), cuya actividad principal se enmarcaba en el sector de las relaciones públicas y la publicidad. Su objeto social eran los servicios de consultoría y asesoramiento en gestión de empresas y planes estratégicos.

Una decisión de la Audiencia de Palma, reclama, por otra parte al juez el envío del informe de la Agencia Tributaria que sustenta las acusaciones por tres delitos fiscales al duque de Palma. Es un documento que se considera “necesario y relevante” para resolver antes del día 20 a imputación de Cristina de Borbón. La Abogacía del Estado lo cita para rechazar que siga imputada la infanta.

Mientras, hoy se ha confirmado que los duques de Palma no han regularizado ante Hacienda dinero negro oculto. En la documentación que ha manejado la Agencia Tributaria del Ministerio de Hacienda, a instancias del juez José Castro y el fiscal Pedro Horrach que impulsan el caso Urdangarin, no consta que el yerno del Rey, Iñaki Urdangarin, y su esposa la infanta Cristina se hayan acogido a la llamada amnistía fiscal de fondos opacos decretada por el Gobierno de Mariano Rajoy. Tampoco se ha acogido a la medida el secretario de las Infantas, Carlos García Revenga.

La amnistía fiscal aprobada por el Gobierno se denominó “Declaración Tributaria Especial” y tenía por objeto, aparentemente, la repatriación de los capitales de paraísos fiscales hacia la economía española, la tributación por los mismos en condiciones excepcionales.

Si se sabe que el exsocio del Instituto Nóos Diego Torres ha amnistiado/blanqueado 160.000 euros de dinero negro que tenía en una cuenta de Luxemburgo que está sujeta a un procedimiento secreto de investigación judicial. La esposa de Diego Torres, Ana Maria Tejeiro, tiene bloqueado cerca de un millón de euros en el exterior y reclamó al juez José Castro que se facilite el acceso a esa cuenta, con una cantidad tasada, para poder afrontar sus compromisos.

En el juzgado y en la Fiscalía Anticorrupción se espera recibir en breve la información final de la Agencia Tributaria que incluirá en análisis sobre la regularización de las empresas vinculadas, directa o con testaferros, a los duques de Palma que hasta ahora no han sido escrutadas. Además se ha de conocer el análisis de la trama de empresas de Nóos que desde hace siete meses realiza la Agencia Tributaria de Barcelona, a través del procedimiento llamado “levantamiento del velo”, para intentar destapar la personas física que finalmente actúa y es propietaria de la red de empresas instrumentales.