_
_
_
_

Un juzgado de Madrid abre pesquisas por el escrache a la vicepresidenta

El juez abre diligencias por un supuesto delito de coacciones y amenazas a 27 participantes El magistrado refleja que el atestado policial estaba incompleto

Pilar Álvarez
La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz, a su llegada al pleno
La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz, a su llegada al plenoLUIS SEVILLANO

El juzgado de Instrucción 4 de Madrid ha abierto diligencias para investigar el escrache (protesta frente a la vivienda o lugar de trabajo de un diputado) que el pasado 5 de abril se convocó ante la casa de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría. El auto alude a un supuesto delito de coacciones y amenazas de 27 de los participantes en la protesta, convocada por la Plataforma de Afectados de la Hipoteca (PAH) de Madrid, en la que participaron unas 300 personas, según recoge el texto judicial. También investiga un posible delito de “manifestación ilegal” y pide que se expliquen los argumentos para considerar organizadores a algunos de los participantes. El exsecretario de Alianza Popular, Jorge Vestrynge, participó en la concentración y posteriormente fue multado por la Delegación del Gobierno como posible organizador.

El juez, que refleja “la poca información facilitada por el atestado” policial que recibió al día siguiente del escrache, solicita que se pongan en marcha varias actuaciones. Ofrece a la vicepresidenta y a su marido -Sáenz de Santamaría estaba en el interior de su casa con su esposo, su hijo y una tercera persona- que se personen en el caso y reclama a la Brigada de Información de la Jefatura Superior de Policía varias informaciones, como la distancia entre la cabecera de la concentración y el domicilio.

El escrache tuvo lugar a las puertas de la casa de la vicepresidenta, situada en el barrio de Fuente del Berro. Días después, Interior anunció que establecerá un perímetro de seguridad ante las casas de los políticos y, el pasado viernes, dos cordones policiales impidieron a varios cientos de manifestantes llegar hasta el domicilio de Jesús Posada, presidente del Congreso de los Diputados.

Más información
El Gobierno sanciona por escrache a 18 personas, entre ellas a Verstrynge
Escrache a la puerta de Santamaría
Interior establecerá para cada escrache la distancia de seguridad

El auto pide también conocer “el modo o manera en el que se convoca la concentración y a través de qué medio”, además de pedir la identidad de “personas o grupos que convocaron el denominado escrache” y “si ya estaba dirigida al domicilio” de la vicepresidenta. La convocatoria fue en la cercana plaza de Manuel Becerra, sin que se facilitara en un principio el nombre del escracheado, y el grupo dirigió a manifestantes y periodistas hasta la casa de Sáenz de Santamaría, donde varios afectados contaron sus casos frente a un fuerte dispositivo policial. El auto establece que se aclare por qué se considera a tres de los identificados “promotores, cabecillas, incitadores o instigadores de los hechos”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Pilar Álvarez
Es jefa de Última Hora de EL PAÍS. Ha sido la primera corresponsal de género del periódico. Está especializada en temas sociales y ha desarrollado la mayor parte de su carrera en este diario. Antes trabajó en Efe, Cadena Ser, Onda Cero y el diario La Opinión. Licenciada en Periodismo por la Universidad de Sevilla y Máster de periodismo de EL PAÍS.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_