Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Merkel ofrece al Gobierno ayuda contra el paro juvenil

La canciller y Santamaría debaten en Berlín el ritmo de las reformas en España

También han tratado sobre la necesidad de paliar el desempleo

Santamaría y Merkel, durante su encuentro en Berlín.
Santamaría y Merkel, durante su encuentro en Berlín.

Angela Merkel ofreció este martes al Gobierno de Mariano Rajoy ayuda contra la sangría del paro juvenil, que en España supera el 55%. Durante una reunión de alrededor de media hora mantenida este martes en Berlín, la canciller alemana contrastó con la número dos del Ejecutivo, la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, el ritmo de las reformas puestas en marcha para contener el déficit y mostró su “preocupación” por el grave problema del desempleo juvenil.

Santamaría contó tras el despacho que según Merkel “hay que establecer mecanismos” contra el paro juvenil en el continente. Entre otros aspectos, destacó su disposición a ayudar en la introducción de un sistema dual de Formación Profesional como el alemán, donde los jóvenes aprendices cobran por su trabajo en las empresas mientras completan sus estudios. La vicepresidenta recordó que en España se ha “aprobado un paquete muy importante en la estrategia para crear empleo juvenil: 45.000 millones de euros en créditos para pymes y un plan de apoyo a los emprendedores”.

La vicepresidenta había almorzado previamente con el jefe de la Cancillería y ministro sin cartera Roland Pofalla, con quien debatió el curso de reformas económicas y laborales en España. La canciller federal se sumó después al café de la sobremesa durante alrededor de 30 minutos en los que pudo comprobar la disposición del Ejecutivo español de mantener el rumbo de recortes y “consolidación” fiscal. Por la tarde, la vicepresidenta habló de estos asuntos con el ministro de Hacienda alemán, Wolfgang Schäuble. Según explicó, las políticas económicas del Gobierno de Rajoy están permitiendo que España “gane credibilidad” en Europa.

Con el paro por las nubes y la recesión galopando, el Gobierno de Rajoy agita la bandera de la reducción del déficit, mientras sostiene que “se están acercando posturas” con Alemania respecto a las políticas para impulsar el crecimiento y también sobre los mecanismos de recapitalización bancaria. Pero es poco lo que las maltrechas arcas públicas españolas pueden hacer por su cuenta y sin control directo de una política monetaria que se decide en Fráncfort. En cuanto al aspecto europeo de esas “políticas de crecimiento”, Santamaría insistió en la necesidad de debate entre los socios, toda vez que Alemania no ha dado muestras de ceder en su línea actual de austeridad y recortes como panacea para la crisis de la deuda. Pese a las diferentes necesidades y prioridades, la vicepresidenta destacó que “hay un buen entendimiento y una buena comprensión” entre Alemania y España.