Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL ÓRDAGO SOBERANISTA CATALÁN

Rubalcaba tras el desafío de Navarro: “Vamos a revisar la relación con el PSC”

La decisión de replantear el acuerdo se tomó tras las palabras del líder del PSC sobre el Rey

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, durante el discurso.
El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, durante el discurso.

El PSOE va a "revisar" -pero no a cuestionar- el acuerdo con el PSC, partido que representa a los socialistas en Cataluña y que esta tarde, por primera vez, se desmarcará del PSOE en el Congreso de los Diputados, sede de la soberanía nacional, al votar a favor de una moción sobre el "derecho a decidir del pueblo catalán". El secretario general de los socialistas, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha intentado restar importancia a esa "discrepancia", como ha hecho muchas otras veces en los últimos meses, pero a la vez ha admitido que se ha llegado a un punto de inflexión y que las relaciones entre ambos partidos, aunque "se van a mantener", modificarán sus reglas. ¿En qué dirección? ¿Dando definitivamente libertad de voto al PSC, como piden los socialistas catalanes? ¿Reforzando, por el contrario, la voz del PSOE en Cataluña? Rubalcaba ha respondido con una frase que podría contener ambas ideas: "El PSC debe consultar al PSOE cuando decida un tema sobre España y el PSOE debe consultar al PSC cuando decida un tema sobre Cataluña". Qué habría que hacer con el voto una vez hechas las consultas no lo ha dicho.

En este momento, aunque PSC y PSOE son partidos distintos, el primero tiene voz y voto en la ejecutiva federal, mientras que el PSOE no tiene ninguna presencia ni capacidad de influir en el mensaje de los socialistas catalanes. En el Congreso todos los diputados forman parte del Grupo Parlamentario Socialista y están sometidos a la disciplina de voto, que esta tarde los 14 diputados del PSC están llamados a saltarse. Rubalcaba no ha querido responder a la pregunta de si habrá un castigo para quienes, formando parte de la ejecutiva federal del PSOE, voten hoy en contra de sus directrices.

Sí ha subrayado el secretario general que el partido que él dirige "no está de acuerdo" con el "derecho a decidir", que nunca lo ha estado y no lo va a estar. "Es una discrepancia [entre PSOE y PSC] que ya hemos reconocido públicamente. Estamos en desacuerdo en esto. A mí me preocupa que [los socialistas catalanes] voten distinto, pero llamo la atención de que este desacuerdo es el reflejo del que existe entre Cataluña y el resto de España: el PSC está con la mayoría de Cataluña y el PSOE con la mayoría de España", ha dicho Rubalcaba. Ha añadido que, "en lo sustantivo", ambos partidos están de acuerdo: "No queremos la independencia de Cataluña". Y, en esa línea de rebajar la polémica, ha afirmado que el PSC está siendo "coherente" con la posición que defiende en Cataluña a favor del derecho a decidir.

"Lo que PSOE y PSC no van a hacer es cuestionar su modelo de relación ahora que las cosas están como están. Un modelo que ha permitido que las cosas vayan bien. Vamos a mantener la relación", ha insistido Rubalcaba, que ha llegado a sentenciar: "Uno de los pocos vínculos que quedan [no erosionados] entre España y Cataluña es la relación PSC-PSOE". "Pero vamos a aclarar las reglas, porque no están claras, porque hay cierta asimetría. Que el PSC no hable de España sin hablar con el PSOE, igual que nosotros no hablamos de Cataluña sin hablar con el PSC".

De hecho, aunque el anuncio de la revisión del acuerdo entre los dos partidos lo ha hecho Rubalcaba tras una pregunta -en un desayuno informativo de Europa Press- sobre la votación de esta tarde, la decisión se había tomado hace días y en referencia a otro asunto: las palabras de Pere Navarro, primer secretario del PSC, pidiendo la abdicación del Rey a espaldas de la ejecutiva federal. "Es eso lo que nos ha hecho plantearnos el protocolo de relación y la necesidad de equilibrarlo", explican fuentes del PSOE.

El grupo sancionará a quienes rompan la disciplina de voto

La dirección socialista ha cambiado de opinión y ha decidido sancionar a los diputados del PSC que rompan hoy la disciplina de voto. La decisión ha sido trasladada por la vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano, en la reunión del grupo parlamentario, según informan fuentes de la dirección.

El reglamento del grupo parlamentario socialista prevé actualmente sanciones económicas de entre 200 y 600 euros para casos de ausencia de diputados y dice que, en casos de ruptura de la disciplina de voto, se estudiará también la imposición de sanciones, pero no especifica cuáles. Así que eso será algo que tenga que decidir ahora la dirección.

La portavoz del grupo, Soraya Rodríguez, había dicho horas antes que la postura de los diputados es una "decisión política" y que la solución que se diese tendría que ver con la revisión de relaciones entre los dos partidos que ha anunciado esta mañana el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba.

Soraya Rodríguez  se ha mostrado convencida de que esa revisión de relaciones no desembocará en una "ruptura".  Ademas, ha apuntado que las "nuevas normas de relación" que se disponen a abordar las direcciones del PSOE y el PSC "tendrán su reflejo en la modificación del grupo", lo que no significa que el PSC vaya a tener "grupo propio".

Rodríguez ha insistido en que los dos partidos tienen una "voluntad muy firme de seguir caminando juntos". Además, ha señalado que saben que "esa voluntad es muy buena para los españoles", porque su "unión y trabajo conjunto ha favorecido de forma muy positiva la relación y el encaje de Cataluña con el resto de España" durante años.

"En estos momentos muy difíciles en las relaciones de Cataluña con el resto de España, con un reto soberanista muy fuerte por parte de los partidos nacionalistas, nada aportaría a este problema de todos los españoles una ruptura del PSOE y el PSC", ha defendido.

Más información