Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP evita aclarar las condiciones del despido de Bárcenas o si sigue contratado

Alonso, portavoz parlamentario, remite a la dirección nacional para explicar la relación laboral

Asegura que el Gobierno pedirá controles "rigurosos" para los que entren en política "para robar"

Una semana después de conocerse que Luis Bárcenas estuvo en nómina del PP al menos hasta el pasado diciembre, los principales dirigentes populares siguen evitando dar explicaciones públicas sobre las circunstancias del despido y las condiciones del supuesto finiquito prorrateado que, según un comunicado emitido por Génova, percibió el extesorero durante dos años. Nadie se ha atrevido a aclarar abiertamente tampoco si Bárcenas sigue a sueldo del partido.

El portavoz parlamentario Alfonso Alonso ha remitido esta mañana desde el Congreso de los Diputados a la dirección nacional del PP para aclarar esas condiciones. “Estas preguntas exceden mi capacidad de conocimiento”, ha asegurado una y otra vez el jefe del Grupo Popular en la Cámara Baja.

“No tengo información nueva de cómo han ido estas cosas”, ha señalado Alonso al recordar que son los “responsables” del partido los encargados de ofrecer los detalles sobre la relación laboral con el que fuera responsable de las finanzas del partido durante casi dos décadas como gerente y tesorero. Esas explicaciones, por tanto, deben proceder de “quienes las puedan” dar.

Alonso ha indicado, en cualquier caso, que tras más de un mes desde que se conociera que Bárcenas tuvo hasta 22 millones en Suiza aún hay “muchas preguntas sin contestar”, por ejemplo, “de dónde sale ese dinero” . A este propósito, el dirigente popular ha lamentado estas “miserias del pasado”, aludiendo a la relación del extesorero con el PP, y ha reconocido que son necesarias “garantías para el futuro”, ya que solo así estas situaciones no volverán a “repetirse”. Para ello, ha anunciado que Mariano Rajoy pedirá controles "rigurosos" para los que entren en política "para robar".

Los cargos del PP llevan semanas insistiendo en la necesidad de hacer un ejercicio de transparencia real y adoptar medidas para evitar episodios de corrupción. Ayer Javier Arenas lo recalcó desde Valladolid. “Transparencia, transparencia y transparencia”, pidió.

No obstante, el partido aún no ha enseñado las coincidencias confirmadas de la contabilidad manuscrita del extesorero y solo ha difundido a través de su página web el resumen de las cuentas pendientes de informe definitivo del Tribunal de Cuentas. Tampoco ha aclarado las condiciones del supuesto finiquito de Bárcenas, al asegurar primero que le había pagado una indemnización prorrateada durante dos años y las cuotas a la Seguridad Social, una práctica considerada fraudulenta por varios expertos. Aun así, más tarde se constató que en realidad lo que el PP había hecho era ocultar que había mantenido al extesorero con un sueldo de 200.000 euros al año hasta hace solo menos de dos meses.