Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente pagó a Hacienda el 38,9% de las rentas obtenidas desde 2003

El Patrimonio de Rajoy crece entre 2003 y 2007 por la evolución de la Bolsa

El presidente pagó a Hacienda el 38,9% de las rentas obtenidas desde 2003 Ampliar foto

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha pagado a la Agencia Tributaria 840.131,43 euros por las rentas obtenidas desde 2003. Esta cantidad supone un 38,9% de todas sus rentas, en línea con lo que pagaría cualquier ciudadano con su nivel de ingresos, que ascienden en ese periodo a cerca de 2,2 millones de euros, según los nueve resúmenes de la declaración del impuesto sobre la renta presentadas ayer.

El presidente del Ejecutivo abona otros 30.161 euros por el impuesto sobre el Patrimonio entre 2003 y 2007, periodo en el que era obligatorio pagar ese tributo. Como Mariano Rajoy tiene el domicilio fiscal en Madrid, la única comunidad que sigue sin aplicar el impuesto de Patrimonio, tampoco ha tenido que pagarlo en los últimos ejercicios fiscales.

El grueso de los ingresos que ha percibido el presidente en los últimos 10 años proviene del PP (1,39 millones). Aunque también percibe rentas por el alquiler de una vivienda, dividendos de acciones e intereses de fondos de inversión y por sus cuentas corrientes.

Un vistazo a las cinco declaraciones del impuesto de Patrimonio presentadas por Rajoy revelan un importante incremento debido supuestamente al aumento de la cotización del valor de las acciones en su poder. El valor de los inmuebles varía en función del valor catastral, pero el valor de los títulos con cotización y fondos de inversión de Rajoy pasa de 428.276 euros en 2004 a 701.609 euros en 2007, años en los que la economía española crecía a niveles récord por el boom inmobiliario (en ese periodo el Ibex se revalorizó cerca de un 150%). Como en los años siguientes el presidente no tuvo la obligación de presentar declaraciones por este impuesto se desconoce si sufrió pérdidas patrimoniales por la depreciación en el valor de las acciones en su poder. Llama la atención la liquidez de la que dispone el presidente (en 2007 tenía 231.527 euros en depósitos y cuentas corrientes), aunque según varios asesores fiscales consultados, es normal debido a su nivel de renta.

No obstante, la información fiscal sobre el presidente del Gobierno colgada en la página web de La Moncloa no es la declaración completa del impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF) y el impuesto del patrimonio sino "certificados resumen de las declaraciones anual" de la Agencia Tributaria.

Un análisis más exhaustivo de la información revela un importante aumento de sus rentas en el ejercicio fiscal 2011. Ese año el presidente del Gobierno publica un libro por el que percibe 163.305 euros, que lo declara en el epígrafe "rendimientos de actividades económicas". El año anterior obtiene 5.528 euros por la recapitalización de un seguro, según el certificado del año 2010.

El presidente aprovecha las desgravaciones previstas en el IRPF. Aunque no se deduce por la adquisición de vivienda habitual, sí lo hace por las aportaciones a planes de pensiones privados. Cada año rebaja su declaración en 12.500 euros, límite máximo de esta deducción.

Las declaraciones de la renta del presidente le salieron a devolver en cuatro años (2006, 2007, 2008, 2010). Esto se debe a que a lo largo del ejercicio había pagado más a Hacienda de lo que le correspondía en la liquidación final.

Un contribuyente que obtiene de sus rentas unos 2,2 millones —faltan por conocer algunas rentas de 2012— en los últimos 10 años suele tener una planificación fiscal para rebajar su factura tributaria. Sin embargo, las declaraciones de Rajoy no son especialmente complejas ni están planificadas para rebajar el recibo fiscal, según dos asesores fiscales consultados.

Más información