Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ola de pateras deja 23 muertos y decenas de desaparecidos

Al menos nueve naves intentaron llegar a España desde el miércoles

Imagen del rescate de la embarcación que naufragó el jueves cerca de Alhucemas (Marruecos).
Imagen del rescate de la embarcación que naufragó el jueves cerca de Alhucemas (Marruecos).

El agravamiento de la crisis económica en España y el revoloteo constante de un rescate inminente no han frenado el empeño de quienes huyen de la pobreza con la esperanza de encontrar una vida mejor. Desde el pasado miércoles, al menos nueve embarcaciones han partido de la costa africana con el sueño de llegar a España. Pero solo dos de ellas tocaron tierra, en Melilla. Otras cinco fueron rescatadas en el mar. Y las dos restantes sufrieron el peor de los dramas: no todos los ocupantes lograron sobrevivir. Entre las dos suman, al menos, 23 muertos.

Aunque durante el primer semestre de 2012 la llegada de inmigrantes sin papeles a España cayó en cifras globales un 3%, según datos de la Agencia de Control de Fronteras Exteriores (Frontex), las costas de Andalucía, Valencia y Murcia registraron, en cambio, un aumento de un 6,5% con respecto a 2011.

El naufragio de una zódiac el jueves cerca de Alhucemas (Marruecos), que costó la vida a 14 personas de origen subsahariano, mientras que otras 18 fueron rescatadas con vida, es el más grave ocurrido desde el 15 de febrero de 2009, cuando 25 inmigrantes murieron al hundirse frente a Lanzarote la patera en la que viajaban.

La cifra de víctimas mortales podría ser más elevada. El informante que alertó sobre el posible naufragio, al no recibir noticias de un familiar que viajaba en la embarcación, hablaba de unos 70 ocupantes. También una superviviente de la tragedia confirmó esta cifra, y una fotografía del bote neumático tomada por un avión de Malta que participaba en una misión de Frontex muestra al menos 50 inmigrantes a bordo.

Otros nueve cadáveres fueron recuperados ayer en aguas marroquíes y trasladados a Alhucemas. Al menos dos de los fallecidos viajaban en otra patera interceptada también ayer y en la que fueron rescatadas 49 personas, 36 hombres, 12 mujeres y un bebé. Los otros siete cuerpos, según fuentes de la sanidad marroquí, proceden de dos pateras diferentes, aunque no pudieron especificar de cuáles.

Además, Salvamento Marítimo rescató ayer a 18 subsaharianos en dos operaciones distintas. Hacia las 11.20, la Salvamar Alkaid socorrió a los nueve ocupantes de una embarcación inflable, y, poco después, a otras nueve personas en un bote neumático. Todos fueron trasladados a Tarifa. Estos rescates se suman a otros tres que efectuó Salvamento Marítimo el miércoles, y en los que auxilió a 25 sin papeles.

En los dos últimos días, Melilla ha registrado tres intentos de entrada en la ciudad, dos por agua y uno por tierra. El miércoles, una embarcación con seis inmigrantes subsaharianos logró alcanzar la costa melillense. Otra patera impulsada a motor, con 13 personas a bordo, llegó a última hora del jueves. Y ayer, la ciudad autónoma volvió a vivir un nuevo asalto a la valla. Unos 60 inmigrantes intentaron traspasar la frontera, según fuentes de la Delegación de Gobierno, que calculan que alrededor de una veintena consiguió penetrar en la ciudad.