Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenido el empresario vasco Patxi Garmendia en relación con la red

El juez lo ha dejado en libertad bajo fianza de 25.000 euros

Patxi Garmendia.
Patxi Garmendia.

El número de detenidos en la operación Emperador se elevó este viernes a 87 e incluyó a algunos nombres conocidos. Como el del empresario vasco Patxi Garmendia, propietario del grupo Altube, líder en la cría de perdices —cría 2,5 millones al año, un 40% del mercado— y que se dedica también, entre otras cosas, a la producción de carne de buey de Kobe (una ciudad del sur de Japón). Según fuentes policiales, el empresario tenía supuestamente cuentas en Argentina con dinero negro que quería blanquear. La red china le entregaba en España el dinero en efectivo a cambio de facturas falsas y después, Garmendia transfería directamente a China esas cantidades desde sus cuentas en Argentina.

Una de las empresas del grupo Altube, Agrocinegética Modelo, lleva desde 1999 la gestión cinegética del coto de La Encomienda de Mudela, una finca de Ciudad Real donde suele cazar perdices el Rey, amigo de Garmendia.

El empresario quedó este viernes en libertad bajo fianza de 25.000 euros tras declarar ante el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu, al igual que su hermano Pedro y su socio Pablo Martínez Angulo.

Entre los nuevos detenidos también figura el empresario residente en Andorra Oriol Mestre Rissé; el empleado de banca Sergi F.G., y el abogado José Luis Cuervo, que fue arrestado en su despacho de la calle de Serrano de Madrid.

Además, José Borrás, el concejal socialista de Fuenlabrada detenido por su relación con la trama y puesto el jueves en libertad, presentó este viernes su dimisión irrevocable después de que se le imputaran los delitos de cohecho, malversación de caudales públicos y tráfico de influencias.

En total, el juez Andreu decretó prisión incondicional para 10 de los 19 detenidos a los que interrogó e impuso fianzas de entre 6.000 y 100.000 euros a otros cinco. Los cuatro restantes quedaron en libertad aunque con la obligación de comparecer periódicamente ante el juzgado más cercano y la retirada del pasaporte. Hoy pasarán a declarar los últimos 10 arrestados.