_
_
_
_
_

Wert, Mas y Lara evitan polemizar en la gala de los Premios Planeta

Frío y correcto encuentro entre el presidente catalán y el ministro de Educación El presidente de Planeta se sienta entre los dos mandatarios Lara y Mas se reunieron en privado antes de la gala

Mas, Lara y Wert en la gala del Premio Planeta.
Mas, Lara y Wert en la gala del Premio Planeta.Albert Olivé (EFE)

Una de las principales citas culturales del año en Barcelona, la entrega del Premio Planeta, se tiñó anoche de significación política al coincidir en ella tres de los hombres que más han polemizado públicamente las últimas semanas sobre la situación política catalana. En la misma mesa coincidieron ni más ni menos que el presidente de la Generalitat, Artur Mas, el presidente de Planeta, José Manuel Lara y el ministro de Educación, José Ignacio Wert.  La llegada a la gala de Wert y Mas ha creado un enorme revuelo, ante las expectativas levantadas por el reencuentro.

Fuentes de la organización de Planeta han subrayado la dificultad protocolaria que ha supuesto montar el acto. Tradicionalmente, quien se sienta a la derecha del presidente de la editorial suele tener "más valor" que quien se sienta a la izquierda. Y a la derecha se ha sentado Mas y a la izquierda, Wert. "Montar el acto ha sido un crucigrama verdaderamente difícil", por las complicaciones añadidas para sentar a los tres comensales, ha confesado una veterana fuente de los organizadores del acto.

Las polémicas declaraciones de Wert la semana pasada, asegurando que su interés es “españolizar” a los escolares catalanes han crispado el debate político en Cataluña los últimos días hasta el punto que el presidente Mas aseguró el domingo que la intención del ministro no era otra que volver a explicar la historia como si España fuera “una grande y libre”, como en el franquismo. Este lunes Wert aseguró que la acusación de Mas era una “deshonestidad” porque, aseguró, sus palabras se habían exagerado”.

El reencuentro entre Wert y Mas fue tan correcto como frío, al menos delante de las cámaras. El ministro Wert ya había advertido que viajaba a Barcelona sin intención de polemizar y nada más llegar reiteró que no quería hablar de la “escuela” en la fiesta de las letras. Mas también aseguró que no pretendía entrar en discusión alguna. Ambos hablaron apenas cinco minutos en privado antes de entrar a la sala donde se celebraba la cena de gala escoltados por el anfitrión, el presidente de Planeta, José Manuel Lara.

Tampoco fue una situación cómoda para el empresario, quien lleva semanas advirtiendo contra el plan soberanista del presidente de la Generalitat hasta el punto de calificar la eventual independencia de Cataluña como un “mal irreparable”. El editor incluso ha afirmado que, en caso de secesión, trasladará la sede de su empresa, actualmente en Barcelona. Lara cenó entre Mas y Wert, a los que dio conversación de forma alterna pero sin grandes gestos de cordialidad.

Mas y Lara hablaron también en privado antes de la cena horas después de que el presidente de la Generalitat afirmara que los empresarios, apoyen o no la independencia, deben “adaptarse a la nueva mentalidad” que en su opinión existe en Cataluña.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La jornada la calentaron los activistas de la Plataforma per la Llengua, que ya horas antes de la cena desplegaron en la céntrica Via Laietana una enorme pancarta en la que había una fotografía del ministro Wert con sus declaraciones: “nuestro interés es españolizar a los niños catalanes”.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Miquel Noguer
Es director de la edición Cataluña de EL PAÍS, donde ha desarrollado la mayor parte de su carrera profesional. Licenciado en Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona, ha trabajado en la redacción de Barcelona en Sociedad y Política, posición desde la que ha cubierto buena parte de los acontecimientos del proceso soberanista.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_