Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy afirma que no va a admitir separaciones “de ninguna de las maneras”

El líder del PP afirma que el independentismo es "un disparate de dimensiones colosales"

El presidente cree que el soberanismo va "contra la línea de flotación" de la lucha contra la crisis

Alega que las fronteras tienen los días contados y que "ser pequeño" es "quedarse en nada"

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha afirmado en San Sebastián que "hablar hoy de separaciones" y "quedarse fuera de todo, de España, de Europa y en la nada" no es "ni siquiera una opción ideológica, es un disparate de dimensiones colosales" que no aceptará "de ninguna de las maneras". Además, ha advertido de que esta opción "es un torpedo que va directamente contra la línea de flotación de lo que hay que hacer para afrontar la crisis económica, del futuro, del bienestar del conjunto de los ciudadanos". "Por eso, no lo podemos aceptar de ninguna de las maneras", ha puntualizado. Rajoy abunda en la ofensiva abierta hoy por su Gobierno tras el desafío soberanista de Mas y la exhibición catalanista durante el partido Barcelona-Real Madrid de este domingo en Barcelona.

En un acto político celebrado en el claustro del Museo de San Telmo de San Sebastián -en el que han intervenido también el candidato a lehendakari por esta formación, Antonio Basagoiti, y la cabeza de lista por Gipuzkoa, Arantza Quiroga-, el jefe del Ejecutivo se ha mostrado convencido de que, en la actualidad, "se puede ser de casi todo, salvo pequeños" porque "te quedas absolutamente en la nada". "Hay algunos que no se han enterado de que las fronteras tienen sus días contados. Hoy la tendencia es a ser más grandes", ha manifestado.

Rajoy ha incidido en que las próximas elecciones autonómicas vascas "son más importantes que nunca", porque "se discute si vamos a un periodo de estabilidad en el que la prioridad sea el bienestar de las personas, sus preocupaciones", o por el contrario, vamos a un periodo "de incertidumbre" en el que se emprenda un viaje "hacia ninguna parte" olvidando a las personas y "poniendo en juego los marcos de convivencia".

De este modo, el PP propone "estabilidad, moderación, certezas y diálogo" y quiere "decir a todas las personas que se sientan españoles que aquí está su sitio" y, además, ha pedido el apoyo a quienes les han votado en anteriores ocasiones. "El PP va a defender la Constitución, que es la casa de todos los españoles, en la que entramos todos, y que es garantía de los derechos de todos los ciudadanos, sientan lo que sientan y piensen lo que piensen. Es el mejor marco de convivencia que hemos podido dar", ha aseverado.

También ha indicado que van a defender el Estatuto de Gernika y la foralidad, que han dado "el mayor nivel de autogobierno en Euskadi", así como un País Vasco en una España y una Europa "cada vez más unidas e integradas", frente a los que "no quieren ni unión, ni integración".

"Es un disparate de colosales proporciones que cuando en la UE debatimos para hacer más unión política, más unión económica, cuando hablamos de unión bancaria y fiscal y ya tenemos una monetaria que queremos perfeccionar, que otros planteen exactamente lo contrario de lo que vivimos el conjunto de ciudadanos vascos y españoles", ha afirmado.

Rajoy estrecha la mano a Antonio Basagoiti, junto Arantza Quiroga y Borja Sémper. ampliar foto
Rajoy estrecha la mano a Antonio Basagoiti, junto Arantza Quiroga y Borja Sémper. EFE

Rajoy ha destacado que España cuenta con más de 500 años de historia y no se puede "ir contra el sino de los tiempos, ni ir marcha atrás, ni estar en contra de todos" y ha considerado que "proponer separaciones y quedarse fuera de todo no es ni siquiera un opción ideológica", al tiempo que ha defendido que lo que hace el PP es "una apelación a la razón y a la lógica".

Tras admitir que esta crisis es "muy difícil y compleja" y obliga a tomar medidas "que no nos gusta nada tomar", ha apuntado que la situación "es la que es" y ahora "ya no vale contar lo que pasó, sino gobernar y tomar decisiones". Por otro lado, ha defendido el apoyo al tejido empresarial, que ha calificado de "prioridad" y ha añadido que la inestabilidad política es el "mayor enemigo" para superar la actual coyuntura económica.

En este sentido, ha abogado por concentrar esfuerzos contra la crisis en lugar de plantear ideas que van contra la lucha a favor de la recuperación económica. "Rechazamos la división, las aventuras que no conducen a ninguna parte, las incertidumbres que sólo provocan soledad y pérdida de bienestar", ha insistido.

Además, ha animado a ir a votar porque "no cabe la indiferencia, no se puede dejar el futuro en manos de quien quiere quitárnoslo". "No cabe la renuncia, lo que se defiende se hace con votos, porque otros no van a renunciar de ninguna de las maneras", ha remarcado, para añadir que su partido es "garantía de estabilidad". "Nos toca gobernar en un momento difícil, pero estamos dispuestos a asumir el reto", ha resaltado.

El ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, José Manuel García-Margallo, ha afirmado por ejemplo que lo ocurrido este domingo durante el partido entre el FC Barcelona y el Real Madrid en el Camp Nou, donde se mostró una bandera catalana gigante y hubo gritos a favor de la independencia de Cataluña, perjudica a la marca España y da "mala imagen" en el extranjero, informa EP. Pese a que el número tres del PP, Carlos Floriano, ha querido matizar más tarde que “hubo quienes gritaron pero hubo muchos que no gritaron” y que “hubo mucha gente que se siente culé o barcelonista y no se siente identificada con el mensaje separatista”, el titular de Asuntos Exteriores ha insistido en que en el estadio se transmitió "una imagen de desunión en vez de una imagen de esfuerzo compartido”.

El ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, ha abordado hoy en un encuentro con empresarios catalanes el debate sobre la independencia y ha alertado del “error” de pensar que con la secesión de Cataluña se solucionarían los problemas económicos de Cataluña. “Ni España es el problema ni la independencia la solución”, ha dicho el ministro, quien ha incidido en la idea de que la secesión de Cataluña significaría la “inmediata” salida de esta comunidad de la Unión Europea con el consiguiente establecimiento de aranceles a sus exportaciones.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información