Zapatero vetó el ‘plan Ibarretxe’ con idénticos argumentos

"Mi concepción de España es la constitucional, porque es garantía de libertad", dijo

José Luis Rodríguez Zapatero y Juan José Ibarretxe, en el palacio de la Moncloa, en septiembre de 2005.
José Luis Rodríguez Zapatero y Juan José Ibarretxe, en el palacio de la Moncloa, en septiembre de 2005.MANUEL ESCALERA

La historia se repite con protagonistas y territorios distintos. El mayor desafío institucional a la unidad de España llegó en 2005 de la mano del Gobierno vasco de Juan José Ibarretxe. El lehendakari, con el respaldo de la mayoría del Parlamento autónomo, defendió un nuevo Estatuto Político de Euskadi, que daba a esta comunidad instrumentos para su futura independencia. El Congreso tumbó aquel plan el 1 de febrero de 2005 por 313 votos en contra (PP, PSOE, IU, CC y CHA), 29 a favor (PNV, ERC, CiU, EA, Na-Bai y BNG) y dos abstenciones (ICV). Dos días después de aquel rechazo, Ibarretxe convocó elecciones.

En el caso catalán, el presidente Artur Mas también baraja elecciones tras saber que Rajoy rechaza el pacto fiscal, consistente en privilegiar a Cataluña en la financiación autonómica respecto al resto de las comunidades del denominado régimen común. En 2005 y en 2012, hechos y argumentos se repiten:

Ibarretxe (1 de febrero de 2005): “Ha sido una excelente oportunidad histórica perdida”.

Mas (20 de septiembre de 2012): “Se ha perdido una oportunidad histórica”.

Ibarretxe (2005): “Hay que dar la palabra al pueblo tras el rechazo de Las Cortes para abrir las puertas de la negociación con el Estado”.

Mas (2012): “¿Qué hacemos con el millón y medio de personas que salieron a la calle? ¿Nos olvidamos de esa realidad? No nos podemos sumergir como si no existiéramos”.

Ibarretxe (2005): “Hay que decirle al Estado que tiene que respetar la voluntad mayoritaria del Parlamento vasco”.

Mas (2012): “No hay ningún marco legal que pueda aniquilar la voluntad de ser de un pueblo”.

Zapatero a Ibarretxe (2005): “La relación del País Vasco con España debe ser decidida por todos los vascos, no por la mitad, y por todos los españoles, para respetar la voluntad popular. Mi concepción de España es la constitucional, porque es garantía de libertad y de convivencia; una España que reconoce las identidades de sus pueblos”.

Rajoy a Mas (2012): Nota de prensa del Gobierno: “El presidente Rajoy ha mostrado su oposición a la propuesta de un concierto económico para Cataluña por no ser compatible con la Constitución, que todos los gobernantes están obligados a cumplir y a hacer cumplir. También ha recordado que muchos ciudadanos de Cataluña y sus representantes políticos comparten su opinión de que dentro de la Constitución hay mejores modelos de financiación para salir de las crisis, financiar los servicios públicos y garantizar la cohesión social”.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS