Sobre Bolinaga: “Las leyes no quieren que nadie muera en la cárcel”

El presidente anuncia impuestos a las plusvalías y evita establecer las líneas rojas del rescate Recortes: “He sentido la comprensión de muchos españoles. Muchas decisiones no me gustan” Rescate: “No podría aceptar que me dijeran las políticas concretas en las que hay que reducir” Pensiones: “La primera prioridad es tratar a los pensionistas de la mejor manera posible” Bolinaga: “Las leyes no quieren que nadie muera en la cárcel”

Rajoy, frente a los periodistas que lo han entrevistado.
Rajoy, frente a los periodistas que lo han entrevistado.DIEGO CRESPO (EFE)

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha anunciado en Televisión Española reformas para elevar los impuestos a las plusvalías, pero sin precisar de qué forma. “He sentido la comprensión de muchos españoles. Hay muchas decisiones que a mí no me gustan. Es un periodo transitorio en el que hay que tomar medidas que no gustan a mucha gente. No son ocurrencias”, ha asegurado para justificar su gestión. Rajoy ha dicho entender las críticas de sus propias votantes por el caso Bolinaga pero, ha subrayado: “La ley no quiere que nadie muera en la cárcel”.

En su primera entrevista en televisión desde que llegó a la Moncloa, Rajoy ha dejado en el aire la posibilidad de que España solicite el rescate a la Unión Europea, ha eludido mencionar las líneas rojas que no traspasaría para cumplir las condiciones de esa petición de ayuda y ha evitado explicar si tomará más medidas sobre los funcionarios.

Rajoy ha respondido durante casi una hora a las preguntas de los periodistas Anabel Díez (EL PAÍS), Carmen del Riego (La Vanguardia), Ignacio Camacho (Abc), Victoria Prego (El Mundo) y Pilar Gómez (La Razón), moderados por María Casado.

Su expresión más repetida ha sido que “España ha gastado más de lo que ingresaba” y ha establecido como objetivo prioritario la reducción del déficit, para cumplir el 6,3% establecido por la UE. Incluso, ha hablado de este objetivo cuando se le ha preguntado por su decisión sobre las pensiones.

Respecto a la posibilidad de una petición de rescate inmediato a Europa, el presidente ha utilizado expresiones como “no tengo decidido si voy a pedir la ayuda o no”; “Tengo la obligación de ser muy prudente”; “En este momento estamos estudiando la situación, si nos conviene o si es necesario” y “Hay que estudiar y luego tomaremos una decisión y por supuesto cuando tome la decisión se la comunicaré y daré mis razones al conjunto de los españoles y serán públicas las condiciones en cualquier caso”.

Rajoy ha utilizado como ejemplo el de una familia que debe estudiar si pide o no un crédito, valorando si es o no conveniente y cuál es el interés que le impone el banco.

“No voy a anunciar las líneas rojas”, ha asegurado cuando se le ha preguntado por las condiciones que no aceptaría. Y más adelante ha añadido: “No podría aceptar que me dijeran las políticas concretas en las que hay que reducir”. Su argumento es que Europa no le ha pedido nada y por eso no puede explicar qué condiciones aceptaría para solicitar ese hipotético rescate.

Sobre sus planes respecto a las pensiones, el presidente del Gobierno ha explicado que “la única partida que no ha bajado ha sido la pensiones y mi intención es mantenerla en los Presupuestos”. Más adelante ha añadido: “La primera prioridad es tratar a los pensionistas de la mejor manera posible, esa es la primera instrucción que he dado al ministro de Hacienda” para la elaboración de los Presupuestos que se aprobarán el 27 de septiembre en Consejo de Ministros.

Al ser preguntado de nuevo por las pensiones, ha esgrimido la necesidad de cumplir el objetivo de déficit y explicar las dificultades de hacer frente a esa partida con menos personas activas para pagar, mientras que el número de pensionistas ha aumentado.

Rajoy ha reiterado que su compromiso es revertir en la legislatura la subida del IVA y del IRPF. Por el momento, asegura que su intención es que en los Presupuestos para 2013 no se toque más el IVA y el IRPF. La única novedad de la entrevista es el anuncio de “alguna modificación sobre plusvalías e impuestos verdes” para buscar “más ingresos públicos”.

A la pregunta reiterada sobre si tomará más medidas de recorte para los funcionarios, Rajoy ha hecho caso omiso y no ha dado respuesta alguna. Solo la reiteración de que cumplirá el objetivo del 4,5% de déficit para este año. “Vamos a acomodar los gastos a los ingresos”, ha dicho, con una referencia al presidente francés François Hollande y sus medidas de reducción del déficit. “Hemos intentado ser equitativos, en la subida de impuestos y en la reducción del gasto”, ha dicho.

Rajoy ha hecho una defensa encendida de la reforma laboral: “Ha funcionado muy bien, estoy contento, una buena reforma; se han establecido alternativas a los despidos y cuando haya actividad económica será muy útil”.

El presidente del Gobierno ha dejado claro que, aunque tome decisiones contrarias a su programa electoral, no tiene intención alguna de someterse a una moción de confianza en el Congreso. “No tiene ningún sentido una moción de confianza”, ha explicado.

Sobre la política antiterrorista y el llamado caso Bolinaga, el presidente ha defendido la actuación del Gobierno. “No hemos negociado con ETA ni vamos a hacerlo nunca. No vamos a aceptar el chantaje y hemos aplicado la ley y el Estado de derecho”.

Al ser preguntado por las críticas entre sus propios votantes, ha asegurado que es comprensible porque “es un hecho que repugna, a nadie le gusta esta situación”. “Las leyes no quieren que nadie muera en la cárcel”, ha afirmado de manera contundente para justificar la decisión sobre el etarra.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción