Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Urdangarin y su socio evadieron 400.000 euros en efectivo a Andorra

La comisión rogatoria descubre un posible delito fiscal en los gestores de Nóos

Los duques de Palma salen ayer de su casa de Pedralbes, en Barcelona. Ampliar foto
Los duques de Palma salen ayer de su casa de Pedralbes, en Barcelona.

La trama organizada por el Instituto Nóos, una entidad sin ánimo de lucro del duque de Palma, Iñaki Urdangarin, y su socio Diego Torres, para desviar fondos públicos hacia sus empresas privadas, ocultó en un banco de Andorra unos 400.000 euros ingresados por personas físicas en metálico.

Las pistas iniciales que los investigadores tenían sobre viajes a Andorra vinculados con movimientos de dinero del Instituto Nóos han dado resultado. A dos horas en coche desde Barcelona (sede de Nóos), se desviaron esas partidas a un banco andorrano con la supuesta finalidad de ocultarlas al fisco de España, según la investigación.

Nóos es un instituto sin ánimo de lucro con el que Urdangarin, yerno del Rey, y su socio Diego Torres lograron siete millones de euros de los Gobiernos balear y valenciano entre 2004 y 2006 para organizar eventos. Las empresas privadas con ánimo de lucro de Urdangarin y Torres recibieron un porcentaje muy alto del dinero entregado por las Administraciones públicas al Instituto Nóos. Torres y Urdangarin justificaron los gastos de esos eventos con facturas que no correspondían a los servicios contratados o con precios muy por encima de los reales.

El duque de Palma y su socio están imputados por malversación de caudales públicos, falsedad documental y fraude a la Administración. La investigación abierta hace un año ordenó tres comisiones rogatorias en Luxemburgo, Suiza y Andorra para determinar si Urdangarin y Torres habían defraudado al fisco desviando dinero al exterior y sin pagar los correspondientes impuestos.

Ahora, la comisión rogatoria de Andorra ha dado como resultado un supuesto delito fiscal de Nóos al evadir 400.000 euros a una cuenta en Andorra descubierta por la investigación judicial internacional impulsada por el juez José Castro y el fiscal Pedro Horrach.

Antes de que el juez ordenara el bloqueo de la cuenta andorrana, esta ya había sido vaciada de dinero, pero en el plano penal se considera determinante la constancia de los ingresos.

La Agencia Tributaria y la Fiscalía Anticorrupción investigaron si entre 2003-2009, los propietarios y administradores de Nóos —Urdangarin estuvo hasta 2006— pudieron cometer un delito fiscal, algo que ocurriría si en alguno de los años investigados el instituto Nóos hubiera evadido entre 400.000 y 600.000 euros sin pagar impuestos en España.

La Agencia Tributaria en Cataluña, por orden judicial, radiografió todo el entramado societario y fiscal de Nóos y sus dueños. Desde Valencia se esperaban desde hace ocho meses los análisis contables y tributarios de los trabajos que Urdangarin y Torres facturaron a la Generalitat Valenciana y al Ayuntamiento por distintos eventos.

La comisión rogatoria de colaboración judicial internacional en Andorra contó con la ayuda de fiscales, jueces y policías del Principado y, en especial, de la Unitat d'Intel·ligència Financera (UIF) del Institut Nacional Andorrà de Finances.

La Fiscalía Anticorrupción espera redactar en septiembre su escrito de exigencia de la fianza de responsabilidad civil (alrededor de cuatro millones de euros) para los imputados Urdangarin y Torres, un escrito considerado de preacusación final, que tras ser informado por las partes será resuelto por el juez en un auto de articulación de los presuntos delitos.