Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La forense niega que Uribetxeberria sufra un cáncer en estado terminal

El informe pericial ya ha sido entregado al juez central de Vigilancia Penitenciaria

La forense cree que puede recibir el tratamiento actual en prisión pero no la radioterapia

La Audiencia no ha mantenido a nadie en la cárcel con el pronóstico del etarra

El cáncer que padece el etarra Josu Uribetxeberria Bolinaga tiene “muy mal pronóstico” a largo plazo pero ahora mismo “no está en estado terminal” y puede ser tratado en los servicios médicos del centro penitenciario, según el informe que la médico forense de la Audiencia Nacional remitió este viernes al juzgado de vigilancia penitenciaria. Fuentes de la Audiencia, que confirmaron estos extremos, señalaron que nadie con la esperanza de vida de alrededor de 11 meses que tiene el etarra ha permanecido nunca en prisión con ese diagnóstico.

El informe de la clínica forense de la Audiencia contradice frontalmente los argumentos del Ministerio del Interior para conceder la situación de semilibertad (tercer grado) al etarra, lo que dio alas al sector más radical del PP y a las víctimas del terrorismo para arreciar en sus críticas al ministro. Este había dicho el jueves que no haber dado el tercer grado al etarra hubiera sido prevaricar. La AVT requirió al titular de Interior, Jorge Fernández Díaz, para que explique ahora “quién ha prevaricado” y le exigió que revocase el tercer grado a Bolinaga. En sentido inverso, la asociación Herrira, de apoyo a presos de ETA, exigió al ministro que Bolinaga “salga a la calle ya” mientras siete parlamentarios de Bildu y Aralar se encerraban en el Parlamento de Navarra para exigir la libertad del secuestrador de Ortega Lara.

La forense de la Audiencia Nacional entregó  su informe de seis folios al juez de vigilancia penitenciaria, José Luis de Castro, reincorporado de sus vacaciones, y que previsiblemente resolverá definitivamente la situación la próxima semana. El juez lo reenvió a la Fiscalía, que presentará su propuesta en los primeros días de la próxima semana. Pero aunque el informe forense refuerza las tesis del fiscal jefe de la Audiencia, Javier Zaragoza, que fue el primero en dudar de la situación terminal de Bolinaga, el historial del juzgado de Vigilancia Penitenciaria abona una previsible excarcelación del etarra.

La clínica forense de la Audiencia Nacional contradice parcialmente el informe del Hospital de San Sebastián, que fijó en un 90% el riesgo de muerte para Bolinaga antes de un año. La forense de la Audiencia establece que con un cáncer de las mismas características que el de Bolinaga, un 50% vive igual o más de 11,3 meses, y el otro 50% fallece antes de ese tiempo.

Según fuentes de la Audiencia Nacional, durante los últimos años ninguno de los presos controlados por el juez De Castro ha permanecido en prisión con una esperanza de vida de menos de un año. Según dichas fuentes, el último caso fue el del etarra Mikel Ibáñez Oteiza, condenado por colaboración en un asesinato, que fue excarcelado por padecer cáncer el 14 de enero de 2011, y falleció el 8 de abril de ese año.

El documento del forense también contradice el informe elaborado por la cárcel de Zaballa (Álava), que señalaba que el tratamiento que necesita el preso no es posible en una cárcel. El ministro del Interior se basó en ese informe para asegurar el pasado jueves que “en las prisiones hay enfermerías que son como centros de atención primaria”, y añadió que el tratamiento de Bolinaga “exige estar ingresado en un hospital”.

El informe de la forense de la Audiencia recoge que Bolinaga puede recibir en prisión el tratamiento actual, pero que si precisa radioterapia o cirugía deberá acudir a un centro hospitalario. Bolinaga se someterá a partir del próximo lunes a unas pruebas previas para decidir si puede recibir sesiones de radioterapia holocraneal, según informó Etxerat, el colectivo de allegados a presos de ETA, que agregó que “no es fácil valorar cómo le han afectado los 15 días en huelga de hambre”.

Conclusiones contradictorias

Informe del Hospital Donostia

-El informe médico del Hospital Donostia acreditaba así el estado terminal del enfermo: “Si nos basamos en la literatura científica, con la máxima probabilidad el proceso es irreversible e incurable”. “En esta situación clínica, más de la mitad de los pacientes fallecen antes de los nueve meses. Y la probabilidad de supervivencia a los 12 meses estaría en torno al 10%”. Es decir, el riesgo de que el preso muera antes de un año es de un 90%, según los médicos. Padece “metástasis múltiples del carcinoma renal a nivel de sistema nervioso central” y un “nódulo pulmonar” que no se sabe si es otra metástasis del cáncer de riñón que sufrió en 2005 o un tumor “primitivo pulmonar”.

Clínica de la Audiencia Nacional

-La clínica forense de la Audiencia Nacional afirma que el preso de ETA Uribetxeberria Bolinaga no se encuentra en “fase terminal” y puede ser tratado de su cáncer en la cárcel.

- Con los resultados obtenidos de las pruebas clínicas realizadas al recluso, el 50% de los enfermos “con las mismas características” que Uribetxeberria vivieron “igual o menos de 11,3 meses” y la otra mitad sobrevivió “igual o más de 11,3 meses”.

- La enfermedad tumoral diagnosticada a Bolinaga es de “muy mal pronóstico a largo plazo”, pero en la actualidad el enfermo “no se encuentra en fase terminal, y únicamente presenta leves síntomas clínicos en relación con la misma”. Está pendiente de que se complete el diagnóstico sobre el tumor y el número de metástasis cerebrales. El tratamiento actual puede ser llevado a cabo por los servicios médicos del centro penitenciario.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >