Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los cooperantes vuelven a Tinduf ante la alarma de Exteriores

Existe un “riesgo cierto de inminente secuestro de cooperantes”, insiste el Gobierno

El Ejecutivo insta a las ONG a operar desde Argelia y no en los campamentos

Italia también recomienda a sus ciudadanos suspender todo viaje "no esencial" a la zona

Dos cooperantes repatriadas de Tinduf se abrazan a su regreso a Madrid el pasado 28 de julio.
Dos cooperantes repatriadas de Tinduf se abrazan a su regreso a Madrid el pasado 28 de julio.

La palabra más repetida por las ONG es responsabilidad. Son responsables, insisten una y otra vez para negar que su regreso a los campamentos de refugiados saharauis de Tinduf (Argelia), solo diez días después de que el Gobierno ordenara la repatriación urgente de todos los cooperantes por riesgo de secuestro, sea una temeridad. Un total de 27 miembros de organizaciones que trabajan en los campamentos parten mañana hacia Tinduf, en el primer viaje desde la evacuación y desoyendo la alarma de Exteriores, que desaprueba su vuelta pero no puede evitarla. El Gobierno ha advertido de nuevo a las ONG, a través de un comunicado, de que existe un “riesgo cierto de inminente secuestro de cooperantes”, y les insta a continuar su trabajo sin volver a los campamentos.

Ante el “serio riesgo para su seguridad”, Exteriores plantea a las ONG que trabajen desde Argel o desde la ciudad de Tinduf, pero no de forma permanente en los campamentos (situados a las afueras) hasta que “se establezcan medidas de seguridad adecuadas al riesgo” algo que, indica el Ejecutivo, “no se puede prever cuándo se producirá”. El Ejecutivo se ha reunido este lunes con los representantes del Frente Polisario en España para trabajar en esas medidas. También el Gobierno italiano ha recomendado a sus ciudadanos suspender todo viaje "no esencial" a los campamentos de Tinduf.

El viaje no es una pataleta, tenemos un compromiso con el pueblo saharaui

“El viaje no es una pataleta, tenemos un compromiso con el pueblo saharaui”, responde José Taboada, presidente de la Coordinadora Estatal de Asociaciones Solidarias con el Sáhara. “La gestión de esos riesgos de los que habla el Gobierno se puede hacer perfectamente en el terreno”, añade José Fernández, de Médicos del Mundo.

La población saharaui depende completamente de la ayuda internacional, recuerdan las ONG, que consideran indispensable no interrumpir su trabajo en la zona. “El 14 de agosto tenemos una distribución de alimentos frescos para los aproximadamente 180.000 habitantes de los campamentos”, explica Iñaki Markiegui, presidente de la ONG vasca Mundubat.

En la delegación que vuela mañana a Argelia viajan trabajadores humanitarios de las Asociaciones de Amigos del Pueblo Saharaui, Médicos del Mundo y Mundubat. Cuatro de los cooperantes que regresan al Sáhara volvieron de allí el sábado 28 de julio en el avión que fletó el Gobierno para evacuarles. El grupo permanecerá en los campamentos hasta el sábado que viene, y aprovecha para llevar un pequeño cargamento de ayuda humanitaria —de carácter simbólico porque viajan en un vuelo regular— compuesto por seis cajas de medicamentos y otras tantas de material escolar.