EE UU propone prorrogar hasta 2021 su presencia militar en Rota y Morón

Washington y Madrid negocian la instalación del escudo antimisiles naval Morenés se reúne hoy en el Pentágono con su homólogo, Leon Panetta

Militares españoles y estadounidenses, en un acto celebrado en la base de Rota.
Militares españoles y estadounidenses, en un acto celebrado en la base de Rota. MARCELO DEL POZO (REUTERS)

Estados Unidos quiere prorrogar por ocho años, hasta 2021, el convenio de cooperación para la defensa con España, que regula la presencia de tropas norteamericanas en las bases de Rota (Cádiz) y Morón de la Frontera (Sevilla). La propuesta se ha planteado en el marco de las negociaciones que mantienen ambos países para regular la instalación en Rota del componente naval del escudo antimisiles. Este asunto será uno de los ejes centrales de la reunión que hoy mantienen en el Pentágono el ministro español de Defensa, Pedro Morenés, y su homólogo estadounidense, Leon Panetta.

El actual convenio se firmó en 1988. En 2002, durante el mandato de José María Aznar, ambos países acordaron enmendarlo parcialmente e incluyeron en la reforma una prórroga por ocho años, que concluyó en febrero de 2011. Desde entonces, se prorroga automáticamente de año en año si ninguna de las dos partes lo denuncia.

El despliegue en Rota de cuatro destructores de la clase Arleigh Burke, que formarán el componente naval del escudo antimisiles de la OTAN, obligará a aprobar un nuevo protocolo de enmienda, y Washington quiere repetir ahora la operación de 2002: aprovechar la reforma parcial para prorrogar el convenio por ocho años más. Así figura en la propuesta que la Administración de Obama envió a Madrid en mayo pasado, en vísperas de la cumbre de la OTAN en Chicago.

El Gobierno español aún no ha contestado, pero si la respuesta fuese afirmativa, el grueso del tratado estaría vigente durante más de tres décadas.

Este es uno de los puntos pendientes de acordar del protocolo que, según las fuentes consultadas, será breve. El Ejecutivo de Zapatero dio en octubre del año pasado, tras consultar al PP, luz verde para el despliegue en Rota de los destructores, por lo que España entregó su mayor baza antes de sentarse a negociar.

Ni siquiera habrá que modificar el techo máximo de personal militar estadounidense desplegado en España, pues contando con los 1.200 militares que vendrán con los cuatro buques se estará muy lejos del límite de 4.750 que autoriza el convenio.

Respecto a las contrapartidas —Zapatero llegó a hablar de un millar de puestos de trabajo—, se negocian en cuatro mesas técnicas sobre mantenimiento, adiestramiento, infraestructuras y transferencia de tecnología, pero sus acuerdos no formarán parte del convenio y aún no está claro qué valor jurídico tendrán.

Sobre la firma

Miguel González

Responsable de la información sobre diplomacia y política de defensa, Casa del Rey y Vox en EL PAÍS. Licenciado en Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) en 1982. Trabajó también en El Noticiero Universal, La Vanguardia y El Periódico de Cataluña. Experto en aprender.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS