Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Guardia Civil, “perpleja” ante dos puestas en libertad por el ‘caso Cordón’

El Instituto armado muestra “indignación” por la apertu4ra de diligencias por revelación de secretos

La decisión del juez de la Audiencia Nacional Javier Gómez Bermúdez de dejar en libertad bajo fianza a dos de los cuatro supuestos miembros de los GRAPO detenidos esta semana por supuesta relación con el secuestro del empresario Publio Cordón ha causado “perplejidad” y “sorpresa” en la Guardia Civil.

Fuentes del instituto armado consideran que había indicios suficientes para que el magistrado hubiera decretado el ingreso en prisión sin fianza para ambos detenidos, debido a su presunta implicación en el secuestro del empresario zaragozano en junio de 1995.

Al mismo tiempo, han mostrado su “indignación” por la decisión de Gómez Bermúdez de abrir diligencias por revelación de secretos tras la publicación en los medios de comunicación de diversos datos relacionados con el secuestro, tales como que Publio Cordón hubiera hecho un peculiar calendario —un palote por cada día que estuvo cautivo— con marcas en la pared de la casa donde estuvo encerrado.

Fuentes de la Guardia Civil insisten en que respetan la profesionalidad de los jueces, aunque les gustaría que se respetara igualmente el trabajo desarrollado durante los últimos 17 años en el caso Publio.

María Cordón, hija del empresario, ha declarado: “No entendemos esa decisión del juez. Nos ha sorprendido muchísimo. No lo esperábamos”.

Dos detenidos, libres

 

Manuela Ontanilla Galán y Vicente Sarasa Cecilio —los dos detenidos para los que el juez decretó ayer libertad bajo fianza de 10.000 euros— formaban supuestamente parte del comando que secuestró a Cordón, según la investigación policial. Ambos se negaron a declarar. La fiscalía se opuso a la decisión del magistrado, y tiene previsto plantear un recurso contra la misma.

Gómez Bermúdez, en cambio, ha ordenado prisión incondicional para Juan Ramón Teijelo, detenido en Sevilla y el único que ha respondido a sus preguntas, aunque ha negado las acusaciones. El auto dictado por el juez señala: “Sus propias manifestaciones acreditan indiciariamente que tiene un conocimiento de los hechos investigados que, desde la perspectiva y con la interinidad propia de la investigación judicial, parecen impropias de quien no ha tenido ninguna relación con ellos, dando carta de verosimilitud a determinados datos y hechos objetivos aportados por los investigadores”.