Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los sindicatos convocan protestas contra los recortes para el 19 de julio

Méndez y Toxo auguran un "otoño caliente" por la "agresión sin precedentes a los trabajadores"

El sindicato mayoritario de funcionarios anuncia movilizaciones en julio y agosto

Las organizaciones sindicales plantan al Ministerio de Hacienda como protesta por los recortes

El viernes habrá un paro parcial de los empleados públicos en señal de repulsa

Ha sido dicho y hecho. Los sindicatos han reaccionado inmediatamente al anuncio de recortes del Ejecutivo, como habían prometido. Habrá manifestaciones en toda España el jueves 19 de julio, como protesta por los recortes que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha anunciado esta mañana en el Congreso de los Diputados. La convocatoria a rechazar masivamente en las calles las medidas de ahorro del gasto público se producirá algo más de una semana después de que se hayan expuesto ante la Cámara baja.

Las centrales sindicales ya habían reaccionado de forma rotunda esta misma tarde. Estaba previsto que el secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta, les explicara las medidas que ha anunciado esta mañana el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, relativas a los empleados públicos. Los presentes en la Mesa General de Negociación de la Función Pública —CC OO, UGT, CSIF, ELA y CIG (Confederación Intersindical Galega)—, sin embargo, la han abandonado, informa Efe, como forma de expresar su queja. Los sindicatos han calificado de "farsa" este encuentro.

Por su parte, el sindicato mayoritario de funcionarios CSI-F realizará el viernes a mediodía el primer paro parcial como señal de protesta, que coincidirá con la celebración del Consejo de Ministros. Asimismo, informan fuentes sindicales, se decidirá si se convoca una huelga de la Administración pública en septiembre. CSI-F analizará también el emplazamiento a diversos paros y movilizaciones durante el mes de agosto.

Fuentes del sindicato han expresado su completo rechazo, “indignación y oposición frontal” a las medidas que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha anunciado esta mañana en el Congreso de los Diputados. De forma previsible, este sábado, 14 de julio, se publicarán en el BOE (Boletín Oficial del Estado) las que conciernen a los funcionarios.

 El objetivo de las centrales sindicales es ofrecer una "respuesta" contundente e "inmediata" frente a los recortes, que, en su opinión, "agravarán tanto la situación económica como el paro, que rebasará los seis millones de empleados a finales de 2012".

El secretario general de UGT, Cándido Méndez, y el de CC OO, Ignacio Fernández Toxo, han augurado además un "otoño caliente". Así lo habían avanzado a las 14.20 de la tarde en las calles del centro de Madrid, donde se encontraban apoyando a los mineros, que han protestado frente al Ministerio de Industria, y contra los que han cargado unidades antidisturbios.

"Las medidas del presidente del Gobierno se resumen en una expresión: España está tocada y las decisiones que el Gobierno pretende poner en marcha la van a dejar hundida", ha afirmado Cándido Méndez a los medios de comunicación.

Tanto Méndez como Toxo han querido mostrar su frontal rechazo al anuncio del Gobierno y han asegurado, en un comunicado conjunto, que "con el nuevo plan de recortes el Gobierno está jugando con fuego" y que "constituye una agresión sin precedentes a los derechos de los trabajadores e incluso a los principios que hicieron posible la Constitución".

Para el secretario general de UGT, es "injusto y escandaloso que no haya habido ni una sola medida para que las grandes fortunas aporten más, pues son los que más tienen". En cambio, las decisiones adoptadas por el Ejecutivo se concentran "en los parados, pensionistas, empleados públicos, ayuntamientos y comunidades autónomas", lamentó.

"Es todo un atropello y al final lo que va a ocurrir es que se convierta en un tratamiento de choque con más posibilidades de matar que de curar", añadió el secretario general de UGT, en alusión a los anuncios de subida del IVA, reducción de prestación por desempleo y supresión de pagas a funcionarios realizados hoy.

Las reacciones sindicales no han parado a lo largo de la mañana. “La subida del IVA va a tener un efecto inmediato: reprimir el consumo”, ha dicho Carlos Bravo, secretario de Seguridad Social de CC OO, en su intervención en un coloquio en la Universidad Menéndez Pelayo. Para el dirigente sindical las reformas exigidas por la Unión Europea “como contrapartida” al rescate financiero “limitan el funcionamiento de la democracia” porque “no tienen nada que ver con el programa votado hace unos meses”.

Los “recortes de derechos y salariales” anunciados hoy son, según Bravo, “de máxima gravedad, desequilibrantes y harán que la recesión vaya a ser más dura de lo que ya es”. Pese a reconocer que el IVA español es reducido respecto a otros países de la UE, el representante de CC OO ha matizado “es el momento más inoportuno para subirlo”. La propuesta del sindicato es subir al 30% el impuesto de sociedades a las 150 mayores empresas “con beneficios” de España. Esto, según sus cálculos, tendría la misma capacidad recaudatoria que la subida del IVA.

Francisco Carbonero, secretario general de CC OO-Andalucía, ha afirmado, por su parte, que las medidas de ajuste anunciadas llevan a la "quiebra y a la fractura social". Carbonero ha denunciado la incapacidad del Ejecutivo para resolver los problemas de España.

UGT de Cataluña también ha expresado su rechazo, y advierte al Gobierno de que, con las medidas de hoy, está plantando las raíces del conflicto social. En declaraciones a Efe, el portavoz del sindicato, Miguel Ángel Escobar, ha denunciado que los recortes por desempleo, las reducciones salariales a los funcionarios y la subida del IVA evidencian que los recortes se cargan "sobre los más débiles".


.