Gallardón usa el matrimonio gay para acusar a Rubalcaba a cuenta de Sortu

La respuesta del ministro de Justicia obliga al titular de Interior, Jorge Fernández Díaz, a aclarar lo que su compañero de gabinete había querido decir

Una vez más el Grupo Socialista hace el intento de pedir al Gobierno que retire del Tribunal Constitucional el recurso que presentó el Grupo Popular contra la regulación del matrimonio entre personas del mismo sexo. Así lo ha hecho en el pleno del Congreso la diputada socialista, María González Veracruz, miembro de la ejecutiva federal del PSOE, al ministro de Justicia, Alberto Ruiz- Gallardón, con un inesperado resultado. El ministro se defendió lanzando las baterías contra el líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, por asunto ajeno al que le preguntaban, lo que forzó al titular de Interior, Jorge Fernández Díaz, a aclarar lo que su compañero de gabinete había querido decir. Y, también, terció el presidente del Congreso, Jesús Posada, para hacer un resumen de lo ocurrido y zanjar el asunto. Gallardón acusó a Rubalcaba de cambiar de opinión sobre la legalización de Sortu una vez que ha pasado a la oposición. Todo envuelto en descalificaciones mutuas y pocas horas antes de que comenzara una sesión solemne de homenaje a las víctimas del terrorismo. Para Gallardón, el PSOE representa a la "izquierda anquilosada", y desde el PSOE se atribuye al PP "tener un problema con los derechos de los ciudadanos".

El clima de acuerdo entre el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, en torno a la posición que llevará España a la cumbre europea de mañana duró unos diez minutos. Según transcurría la sesión de control el ambiente se caldeaba y alcanzó su cénit cuando la diputada socialista María González Veracruz pidió al ministro de Justicia que retirara el recurso de inconstitucionalidad contra el matrimonio homosexual. "Retire el recurso de la vergüenza y lo que une el amor, la igualdad y los derechos no los separe la intolerancia y la homofobia del PP; si no lo hace su partido estará siempre al lado de la homofobia", espetó la diputada socialista. De entrada el ministro se defendió con una vuelta al argumento al asegurar que el PP y su gobierno defiende los derechos de gais, transexuales y bisexuales, con la misma intensidad que defiende los derechos de los homosexuales y de todos los ciudadanos de España".

Continuó el rifirrafe con acusaciones de hondo calado ideológico. "Una izquierda anquilosada no entiende que las personas no son propiedad de nadie y no entiende que debe desprenderse de un sentido patrimonialista sobre algo personal e intransferible como es la orientación sexual", dijo Gallardón. Su contrincante en esta sesión de control no soltó el argumento: "El PP tiene un problema con los derechos de los ciudadanos; con el derecho al aborto, al matrimonio homosexual y ayer mismo al oponerse a regular el derecho a una muerte digna".

En la réplica el ministro tiró por elevación y los ánimos se levantaron definitivamente: "Aplique usted en esto la doctrina Rubalcaba que consiste en apoyar un recurso para la ilegalización de Sortu y cuando el Tribunal Constitucional lo declara legal y ya está fuera del Gobierno, critica al actual ministro de Justicia por discrepar de la sentencia".

Protestas inmediatas de la bancada del Grupo Socialista y aplausos de los populares en apoyo a su ministro. Desde que el Tribunal Constitucional dictaminó la semana pasada la legalización de Sortu ha habido un cruce de reproches en la distancia entre el titular de Justicia y el líder del PSOE. A Rubalcaba le ha parecido incorrecto que desde el Gobierno se descalifique una sentencia del Constitucional y se ha visto que el titular de Justicia se la tenía guardada. Y a la primera oportunidad que ha tenido en sede parlamentaria le ha devuelto el reproche a Rubalcaba aunque nada tenía que ver con lo que le preguntaban. En todo caso y sobre esta materia, cual es la legalización del matrimonio homosexual, el PSOE no ha cambiado de opinión porque su Gobierno la aprobó y en la oposición mantienen el mismo criterio.

Gallardón le ha devuelto el reproche a Rubalcaba aunque nada tenía que ver con lo que le preguntaban
Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Dejar hacer al Tribunal Constitucional es la actitud política que ha decidido el Gobierno sostenido por el PP. Mientras que en otras materias recurridas ante el Constitucional el Gobierno ha sido muy activo y sin esperar a su sentencia ha tomado la delantera de cambiar las leyes afectadas, como la ley del aborto, en este caso no ha movido un dedo sino que dice estar a la espera de lo que decida el alto tribunal. Pero hoy al ministro le interesaba más sacarse la espinita del reproche de Rubalcaba con el que coincidirá al mediodía en el homenaje a las víctimas del terrorismo. Quizá por eso y preocupados por el clima de cierta tensión y emoción que siempre rodea este tipo de actos, tanto el ministro de, Interior, Jorge Fernández Díaz, como el presidente del Congreso, Jesús Posada, quisieron restar importancia al incidente en la parte ajena a la pregunta que le hacían al ministro; es decir, sobre Sortu. "Lo que el ministro ha querido decir..... ", dijeron tanto Fernández Díaz como Posada. Quiso decir que Rubalcaba había cambiado de opinión sobre Sortu. Y el PSOE también aclaró, ya en pasillos, la situación. Cuando su líder estaba en el Gobierno consideró que esa fuerza política no debía legalizarse. Una vez que el Constitucional lo ha legalizado; acata y le parece mal que Gallardón critique la sentencia, pero no entra en el fondo sobre si le parece bien o mal que Sortu pueda inscribirse en el registro de partidos; algo a lo que él se opuso cuando era ministro.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Anabel Díez

Es informadora política y parlamentaria en EL PAÍS desde hace tres décadas, con un paso previo en Radio El País. Es premio Carandell y Josefina Carabias a la cronista parlamentaria que otorgan el Senado y el Congreso, respectivamente. Es presidenta de Asociación de Periodistas Parlamentarios (APP).

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS