Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

PP y PSOE acuerdan mostrar ya en el Congreso su pacto fiscal ante Europa

Ratificarán juntos el jueves en el Congreso el Tratado de Estabilidad

Montoro y Rubalcaba piden al BCE que intervenga en el mercado de deuda

Los dos partidos anunciarán en breve un consenso sobre las instituciones

PP y PSOE acuerdan mostrar ya en el Congreso su pacto fiscal ante Europa Ampliar foto

No todo son desacuerdos entre el Gobierno y el PSOE y, con algunos matices que les separan, ambos visualizarán el jueves en el pleno del Congreso una posición común frente a Europa. Será en la votación para ratificar el Tratado de Estabilidad, Coordinación y Gobernanza de la Unión Europea, conocido como pacto fiscal.

En las últimas semanas, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, han mantenido varios contactos reservados en los que han avanzado en una posición común en Europa, especialmente pensando en la cumbre de los días 28 y 29 de junio. Ambos han mostrado en el pleno del Congreso su interés en defender una misma posición y la primera ocasión en que mostrarán esa voluntad será el jueves en la ratificación del tratado.

Los matices están en el interés del líder de la oposición en incidir aún más en las políticas de crecimiento, frente a las que tienen como única base los recortes de gasto. Es decir, la posición que defiende Francia, frente a la de Alemania.

El socialista ha apoyado expresamente la voluntad de promover un plan de empleo juvenil en Europa y este lunes el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, y Rubalcaba coincidieron en distintos ámbitos en dirigir públicamente su mirada al Banco Central Europeo para que intervenga en el mercado de deuda, frente a la creciente subida de la prima de riesgo de España.

“El BCE debe responder con toda firmeza, con toda fiabilidad, a esos mercados que todavía intentan obstaculizar el desarrollo del proyecto común del euro”, aseguró Montoro en el Senado, en el debate sobre los vetos a los Presupuestos del Estado. El ministro aseguró que, ante la situación “crítica” de la economía, “lo que tenemos que hacer ahora es estar todos juntos”.

Rubalcaba pidió en Santander que el BCE intervenga en el mercado de deuda, después de más de cuatro meses sin hacerlo y, en el día en el que la prima de riesgo cerró en el récord de los 570 puntos.

La vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, junto a la portavoz socialista, Soraya Rodríguez, en el Congreso en abril pasado. ampliar foto
La vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, junto a la portavoz socialista, Soraya Rodríguez, en el Congreso en abril pasado.

El PSOE, además, aprovechó la victoria del socialista François Hollande en las elecciones legislativas francesas para ponerse tras él, frente a la canciller alemana, Angela Merkel. El Gobierno de Rajoy mantiene de facto una posición similar, interesado en que cesen las presiones para que se adopten nuevas medidas de recorte, pero públicamente se resiste a decirlo. Por ejemplo, solo en una ocasión el presidente del Gobierno ha admitido que está a favor también de los llamados eurobonos que rechaza Merkel.

El Ejecutivo intenta no tener que adelantar medidas ya previstas como la subida del IVA que contaba con introducir en los Presupuestos para 2013, con la idea de que entre en vigor el próximo mes de enero.

Populares y socialistas mantienen contactos para la votación del jueves en el pleno, frente a las enmiendas de totalidad de los grupos de la izquierda. El único escollo es que el PSOE ha presentado una enmienda difícil de asumir por el PP por problemas técnicos, ya que se trata de una ley orgánica, que se aprueba en lectura única y que se limita a reproducir el tratado europeo que debe ser ratificado en todos los Estados miembros.

El PSOE aceptaría que esa enmienda se incluyera como referencia en el preámbulo. En todo caso, la retiraría en favor del acuerdo, una vez fijada su posición y sus matices. Esa enmienda, elaborada por Juan Moscoso y Pedro Saura, dice que el BCE “debe reactivar transitoriamente su programa de compra de bonos en el mercado secundario y promover una política monetaria expansiva”.

Se habla del “plan de emergencia para combatir el desempleo juvenil”, de la “tasa sobre las transacciones financieras”, de “una estrategia europea de inversiones”, la “integración de la política fiscal” para “mutualizar la deuda” y la “mayor integración del sistema financiero”. Muchas de esas peticiones son compartidas por Rajoy y, por ejemplo, la cesión de soberanía en favor de la mayor integración fiscal está incluida en la carta que hace dos semanas envió a los responsables de la UE.

Los socialistas aprovechan la victoria de Hollande frente a Merkel

En paralelo, Rajoy y Rubalcaba mantienen de forma reservada conversaciones para anunciar en los próximos días un acuerdo para renovar las instituciones en precario. En el acuerdo se incluirán cuatro magistrados del Tribunal Constitucional, el Tribunal de Cuentas, el Defensor del Pueblo y la Junta Electoral. Fuentes del Gobierno y del PSOE ratifican que los nombres se conocerán antes del día 29 de junio, fecha establecida por el presidente del Congreso, Jesús Posada, como el límite para el proceso de renovación.

Los socialistas aseguran que no han hablado aún de nombres, pero hay dirigentes que citan, por ejemplo, del exfiscal general del Estado Cándido Conde-Pumpido para el Constitucional y el exdiputado Francisco Fernández Marugán para el Tribunal de Cuentas. No obstante, la experiencia de la candidatura para subgobernador del Banco de España y la peripecia de Soledad Núñez, propuesta y luego retirada, hace que el mutismo en el PSOE sea absoluto, a la espera de las conversaciones que Rubalcaba lleva personalmente.

CiU da ya por hecho que el PP permitirá que puedan designar nombres para esos cargos y este lunes se adelantó en proponer formalmente en el Congreso a Antoni Rovira Viñas para el Constitucional y a Paula Caminal para el Tribunal de Cuentas.