Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
la nueva legislatura en asturias

Fernández pedirá a Montoro más tiempo para el plan de ajuste de Asturias

El socialista es investido presidente del Principado de Asturias con el apoyo de IU y UPyD

IU le pide que sea “rebelde” con el objetivo de déficit y UPyD le ofrece pactos

Mercedes Fernández (PP): “Le deseo que no se escinda un partido del suyo, se pasa muy mal”

Javier Fernández, nuevo presidente del Gobierno de Asturias, saluda a su antecesor en el cargo, Francisco Álvarez Cascos.
Javier Fernández, nuevo presidente del Gobierno de Asturias, saluda a su antecesor en el cargo, Francisco Álvarez Cascos. EFE

El socialista Javier Fernández  ha sido investido hoy presidente del Principado de Asturias por mayoría absoluta (23 diputados de 45) con los votos de su grupo (17), IU (5) y UPyD (1), y la abstención de los 12 diputados de Foro y los 10 del PP, que no han votado en contra porque el Reglamento del Parlamento regional no lo permite. Fernández, que en su discurso de ayer reconoció que los recortes afectarán a todas las áreas, ha revelado hoy en el debate que se pondrá en contacto con el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, para pedirle más tiempo para elaborar el plan de ajuste, que tiene que enviar al Gobierno dentro de poco más de una semana. “No se puede hacer de manera sumaria algo tan exigente como lo que nos están pidiendo”, se ha justificado el nuevo presidente.

El plazo para entregar a Hacienda el nuevo plan de ajuste termina el uno de junio

La elección del socialista como presidente pone fin a 12 meses de Gobierno de Francisco Álvarez-Cascos, el Ejecutivo más breve y uno de los más controvertidos de la historia de la Asturias. Casi dos meses después de la celebración de las elecciones y al borde de una nueva convocatoria electoral (habría sido la tercera en un año), la comunidad tiene por fin nuevo Gobierno, cuyo reto más inmediato es presentar a Hacienda el programa para cumplir con el objetivo de déficit, que requerirá un recorte de 616 millones de euros. El Ministerio concedió a la comunidad un plazo de 15 días naturales (a contar desde el Consejo de Política Fiscal del jueves pasado) para rehacer el plan de ajuste presentado por Cascos, que no pasó el examen del Gobierno. El equipo de Fernández tiene por tanto hasta el uno de junio para remitir el documento.

El presidente de Asturias, Javier Fernández, conversa con el portavoz socialista en el Parlamento, Fernando Lastra, durante el debate de investidura. ampliar foto
El presidente de Asturias, Javier Fernández, conversa con el portavoz socialista en el Parlamento, Fernando Lastra, durante el debate de investidura. EFE

En el maratoniano debate de siete horas que ha precedido a la votación, Javier Fernández (Mieres,1948) ha defendido que necesita un plazo más amplio o tendrá que presentar a Hacienda “una chapuza” de plan, y ha pedido ayuda a la portavoz del PP, Mercedes Fernández, para que medie con el Gobierno de Mariano Rajoy en favor de que se suavicen los tiempos. Ella no ha contestado a su requerimiento, pero sí ha aceptado interceder con el Ejecutivo central en otros dos asuntos: las ayudas a la minería asturiana y las subvenciones a empresas de la región sobre las tarifas eléctricas.Los mineros de Asturias estaban llamados hoy precisamente a la huelga en protesta por los recortes de Industria en el sector.

Fernández ha contenido la respiración cuando el diputado de UPyD ha anunciado que no le daba el voto. "Se lo presto", ha bromeado después.

El dirigente socialista ha admitido además sin circunloquios -como ya hiciera ayer- que no sabe cuál será el alcance de los recortes que va a acometer para ajustarse al objetivo de estabilidad presupuestaria. “No sé hasta dónde vamos a llegar y tengo que decir la verdad. Lo que sí sé es que se va a hacer un recorte drástico en el Presupuesto". Fernández se ha comprometido a situar “en la retaguardia” la educación y la sanidad.

Izquierda Unida le había instado poco antes a “rebelarse” contra el Gobierno y el objetivo de déficit. El portavoz de la coalición, Jesús Iglesias, le ha dado su apoyo en su petición de más tiempo para el plan de ajuste: “Si el ministro de Hacienda se enroca estaremos en una nueva agresión clara”, ha defendido el diputado de IU, que ha calificado de “indignidad” la amenaza de intervención de Asturias que lanzó el Gobierno de Rajoy  ante la parálisis que aquejaba a la comunidad con el Ejecutivo en funciones de Cascos. "Se convierte la exigencia en arbitraria cuando no se concede un plazo razonable", ha argumentado. Iglesias ha reconocido que aún no sabe si va a ser posible que la coalición cierre un acuerdo de Gobierno con el PSOE. Las bases de Izquierda Unida decidirán mañana en referéndum si entran o no en el Gobierno asturiano.

Cascos ha renunciado a intervenir y ha delegado en una portavoz

UPyD, que sí ha rechazado formar parte del Ejecutivo, ha ofrecido hoy pactos a Fernández en servicios sociales e infraestructuras. El diputado Ignacio Prendes ha protagonizado la anécdota de la jornada cuando ha anunciado a primera hora de la mañana desde la tribuna que no daría su apoyo al ya presidente. “Se lo presto”, ha dicho poco después, en un giro que Fernández ha reconocido que le ha hecho contener la respiración.

IU, UPyD y el PP han ofrecido al nuevo presidente socialista “lealtad institucional”. La portavoz del PP, Mercedes Fernández, le ha prometido “la misma lealtad que Alfredo Pérez Rubalcaba ha ofrecido a Mariano Rajoy”. En una concesión inesperada, Cherines se ha justificado por las luchas fraticidas con Foro: “Le deseo que Alfonso Guerra no funde un partido escindido de usted, se pasa muy mal”. Las críticas y los reproches a Fernández han sido mucho más agrios por parte de Foro. Francisco Álvarez-Cascos ha renunciado a intervenir en el debate y ha delegado en su portavoz parlamentaria, que ha echado mano de la clásica acusación de bloqueo institucional y ha culpado a los socialistas de estar detrás de una conspiración para evitar que Foro gobernara. Fernández ha zanjado rotundo: "La política cambió a peor con ustedes aquí”.

Prohibido votar en contra del candidato

Los diputados del PP y los de Foro se han abstenido hoy en la votación de investidura que ha convertido al socialista Javier Fernández como presidente de Asturias. Los parlamentarios conservadores habrían preferido, sin embargo, votar en contra, pero no han podido hacerlo porque el Reglamento de la Junta General del Principado no lo permite.

El artículo 172 de la norma dice así: "La votación para la elección del Presidente se realizará de forma pública y por llamamiento. Los Diputados responderán con el nombre de uno de los candidatos o responderán "Me abstengo". De esa forma, no contempla la posibilidad de que los parlamentarios voten en contra. La portavoz del PP, Mercedes Fernández, ha afirmado durante el debate estar "atónita" por ello.

Más información