Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy se aferra a su mayoría absoluta en defensa de su reforma laboral

“En el año 2008 ustedes animaron a los sindicatos a negociar y no negociaron nada", dice al PSOE

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en el Congreso.
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en el Congreso.

“Si no hubiéramos querido no lo hubiéramos hecho”, le ha contestado Mariano Rajoy a Alfredo Pérez Rubalcaba en tono displicente, en referente a la decisión de tramitar la reforma laboral como proyecto de ley, cuando este le ha preguntado si tiene intención de introducir cambios en la reforma laboral en el trámite parlamentario.

El líder del PSOE le ha pedido que se siente a negociar con los sindicatos y que busque acuerdos porque “la paz social es competitividad”. Y el presidente del Gobierno ha dicho que han aceptado que se tramite como ley para mejorar, si es que hay propuestas para hacerlo.

Rajoy ha vuelto a justificar la reforma laboral en la necesidad de crear puestos de trabajo, en la línea del resto de países europeos. Ha mantenido hoy un tono de suficiencia en sus tres respuestas y en el final del debate sobre la cumbre europea y se ha aferrado al texto aprobado por el Gobierno y a su mayoría absoluta.

Por si había dudas, frente a las protestas en la calle y la convocatoria de huelga general, Rajoy ha recordado que la reforma fue aprobada con el voto de casi 200 diputados.

“En el año 2008 ustedes animaron a los sindicatos a negociar y no negociaron nada”, aseguró, en referencia a lo que hizo el Gobierno del PSOE. “Presenten su texto alternativo”, ha retado a Rubalcaba, pero “quieren mantener un modelo de hace 30 años”.

Se ha comprometido a estudiar las propuestas del PSOE, pero ha recordado que el PP presentó 71 enmiendas a la reforma laboral de zapatero y el Gobierno no les aceptó ninguna.

En la misma línea, la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría ha apelado ante la portavoz socialista, Soraya Rodríguez, a “la mayoría social que se refleja en esta bancada”.

La portavoz del PSOE ha denunciado que el Gobierno ha gastado más de siete millones de euros en cartas de propaganda a los pensionistas cuando están cobrando menos que el año pasado por la subida de impuestos. La vicepresidenta no ha respondido.