Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
'CASO URDANGARIN'

Urdangarin fijó la primera tarifa de Nóos en 181.000 euros, más gastos e IVA

Un contrato gestionado por el yerno del Rey con Telefónica en 2003 es el primero que fija un precio

El contrato firmado entre Nóos y Telefónica en 2003. Ampliar foto
El contrato firmado entre Nóos y Telefónica en 2003.

El duque de Palma, Iñaki Urdangarin, impulsor y copropietario del Instituto Nóos y Nóos Consultoría Estratégica, marcó personalmente en 2003 la tarifa alta a percibir por su firma, por los estudios sobre estrategias de patrocinios privados que estipulaban, además, una oferta“de asesoramiento de la alta dirección de las empresas”. El yerno del Rey negoció y suscribió, como gestor de Nóos, un detallado contrato de su grupo con la compañía Telefónica por el que acordó un pago de 181.000 euros, más el IVA y, además, los gastos generados por los trabajos. La asesoría se debía celebrar entre el 15 de julio y el 31 de diciembre, cinco meses y medio.

Nóos y su Fundación Deporte, Cultura e Integración lograron, en seis años de actividad, más de cuatro millones de ingresos por donaciones, contratos e igualas con grandes firmas privadas, en pagos que abarcan desde aportaciones de 2.500 euros hasta 200.000 anuales, bien por estudios o en donaciones para proyectos de aparente interés social. La consultora facturó, en 2006,  417 euros la hora, por dedicación personal a trabajos de organización de eventos, mientras que las tarifas de las sesiones de consultores rondaban los 1.950 euros al día.

El contrato privado inicial con Telefónica, firmado por Iñaki Urdangarin, figura en el sumario del caso Palma Arena y no está, de entrada, sujeto a la investigación judicial, como muchos otros de los acuerdo cerrados con empresas particulares, que no han formulado denuncia ni han expresado motivo de queja en la relación comercial.

Urdangarín lanzó en 2003 el grupo Nóos, con su socio Diego Torres, y se especializó en la captación de grandes marcas y compañías para ofrecerles el diseño y análisis de patrocinios y mecenazgos. El esposo de la infanta Cristina, tras ordenarle la Casa del Rey que se apartara de las actividades de Nóos, entró a formar parte del núcleo de alta dirección de Telefónica, siendo retribuido por sus funciones de consejero y asesor en Estados Unidos, Brasil y España.

La multinacional de telecomunicaciones, tras el primer contrato de 2003 con Nóos, ingresó, entre 2006 y 2008 en tres pagos, 406.000 euros al entramado de Urdangarin y Torres. El juez José Castro que investiga el caso Palma Arena reclama a la compañía que se especifique los “contratos, facturas y cualquier documentación que acredite el motivo de la prestación o del servicio por el que se efectuaron dichos pagos”.

En la causa judicial figura el testimonio del médico y experto en tareas de cooperación, Ignasi de Juan,que explica sus vínculos profesionales con el equipo de Torres y Urdangarin. Pero de Juan abandonó porque “los dirigentes de Nóos estaban más interesados en el tema de consultoría con ánimo de lucro”. El comité de dirección de Nóos estaba formado por Iñaki Urdangarin, Diego Torres, Marco Tejeiro, Ana María Tejeiro, Miguel Tejeiro y Antoni Ballabriga.

La relación de multinacionales y marcas españolas o regionales que contrataron a Nóos supera el centenar, según los diferentes informes de Hacienda y los documentos intervenidos en las sesde de Nóos que obran en la causa. En un manuscrito de julio de 2007 se citan las empresas objetivo de los negocios (con cantidades estipuladas, entre 100.000 y 30.000 euros anuales): Repsol, Abertis, Skoda, Inditex, Madrid 2016, DkV, NH hotels, Mutua Intercomarcal, RosCasares Kpgm, BBVA, Unicaja, CAM, Sa Nostra, Asics. En diferentes eventos otras compañías contribuyeron a Nóos.