Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fabra sube el IRPF y la gasolina y recorta el salario de los funcionarios

El tijeretazo valenciano se reduce a la mitad de los 1.057 millones anunciados

Aumenta un punto más para el tramo del IRPF de entre 120.000 y 175.000 euros

El presidente del Gobierno valenciano, Alberto Fabra (en el centro), durante una reunión celebrada ayer en Valencia. Ampliar foto
El presidente del Gobierno valenciano, Alberto Fabra (en el centro), durante una reunión celebrada ayer en Valencia.

El presidente valenciano, Alberto Fabra, acosado por los problemas de liquidez, se ha visto abocado a tomar dos decisiones que a priori no estaban en el ideario del PP: subir los impuestos y reducir el salario de los funcionarios. Si el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, había prometido en campaña no tocar los tributos, el Gobierno valenciano aseguró ante los sindicatos que no iba a recortar salarios a los trabajadores públicos. Ahora impone un recorte de 258,2 millones de euros que afecta sobre todo a los funcionarios del sector sanitario, a los de la educación y a los interinos y trabajadores temporales.

Otro punto para las rentas superiores a 175.000 euros, con 4.600 asalariados

En el paquete impositivo, con el que Fabra espera recoger 238 millones de euros anuales de manera excepcional durante dos años, destaca la subida del impuesto de la renta de las personas físicas (IRPF). No tanto por su cuantía, ya que solo proporcionará 48,2 millones extras, sino por la pérdida de importantes deducciones. Así, la Generalitat elimina la desgravación por compra de vivienda y limita otras con una recaudación prevista de 20 millones. En cuanto a la subida directa del tramo autonómico del IRPF, se ha limitado a incorporar dos nuevos tramos, correspondientes a las rentas más altas, que ya estaban previstos en el tramo estatal. Hasta ahora, a las rentas superiores a 53.407 euros de base liquidable se les imponía un tipo único del 21,5%. Con el nuevo decreto ley aprobado por Fabra, se incorporan dos nuevos tramos. Uno para rentas de entre 120.000 y 175.000 euros, que según los últimos ejercicios afectará a alrededor de 9.000 ciudadanos, a quienes se aplicará un punto más, hasta 22,5%. Y otro para rentas superiores a 175.000 euros, con 4.600 asalariados afectados, a quienes se aplicará un tipo del 23,5%. Una subida simbólica dado que Cataluña ya hace un año subió sus tramos correspondientes al 23,5% y al 25,5%.

Un punto más para el tramo del IRPF de entre 120.000 y 175.000 euros

Otros impuestos que ha subido son el denominado céntimo sanitario, que se lleva a su límite máximo, con 4,8 céntimos por litro de carburante para recaudar 98,11 millones, y el impuesto de transmisiones patrimoniales, que aportará 62 millones extras.

Fabra anunció el 1 de enero un tijeretazo a los Presupuestos que iba a suponer un colchón de 1.057 millones. Pero el decreto ley incluye, por ahora, medidas que suponen menos de la mitad del ajuste previsto. En el texto no aparecen ni la anunciada remodelación del sector público empresarial (121,3 millones) ni la contención del gasto sanitario (440).