Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La declaración de la renta de la Infanta incluye a una empresa de la trama

Aizoon, según la investigación, fue una de las que más se benefició del desvío de fondos públicos

UNA DECLARACIÓN DE COMPRAS Y VENTAS. La declaración de 2007 de la infanta Cristina, correspondiente al ejercicio de 2006, debía incluir la venta de una casa en Barcelona y la compra de otra cuyo preció rozó los seis millones de euros (5.800.000). El directivo del instituto Nóos encargado de la parte jurídica también se preocupaba por los pormenores de la declaración de la infanta, según los documentos que obran en el sumario, dos de los cuales se reproducen sobre estas líneas. Ampliar foto
UNA DECLARACIÓN DE COMPRAS Y VENTAS. La declaración de 2007 de la infanta Cristina, correspondiente al ejercicio de 2006, debía incluir la venta de una casa en Barcelona y la compra de otra cuyo preció rozó los seis millones de euros (5.800.000). El directivo del instituto Nóos encargado de la parte jurídica también se preocupaba por los pormenores de la declaración de la infanta, según los documentos que obran en el sumario, dos de los cuales se reproducen sobre estas líneas.

Entre la documentación incautada por la policía en los registros ordenados por el juez en distintas sedes de sociedades implicadas en los supuestos negocios ilegales del Instituto Nóos, presidido por Iñaki Urdangarin, figuran un correo electrónico y un texto manuscrito que acreditan que la infanta Cristina, en su declaración de la renta (separada de la que hacía su marido) incluía el 50% de la empresa Aizoon.

Esta empresa, según la investigación judicial, fue una de las que más se benefició del desvío de fondos públicos que el fiscal sostiene que se produjo en torno al dinero que el Gobierno balear entregó al instituto que presidía Iñaki Urdangarin para dos eventos en 2005 y 2006.

La infanta Cristina formaba parte de la junta directiva de Nóos como vocal de su consejo de administración. Sin embargo, un testigo al que el juez concede una relevancia especial, detalló que la infanta Cristina no formaba parte del “círculo cerrado de toma de decisiones” en el Instituto Nóos. Por esa razón, según fuentes próximas a la investigación judicial, ni el juez ni la fiscalía tienen en principio la intención de citar a la hija del Rey como imputada en esta causa abierta en un juzgado de Palma.