Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Polémica por la dependencia

Rajoy da oxígeno al PSOE

Los socialistas celebran el que “por fin” el líder del PP enseñe su programa

Ampliar foto
El presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, en un acto electoral en Almería.

El PSOE celebró ayer como una buena noticia lo que es una mala noticia. “Por fin Mariano Rajoy se ha soltado un poquito la lengua y no pude ocultar lo que lleva en la mochila”. Esta frase está compuesta por expresiones pronunciadas ayer por varios socialistas. El “por fin” lo firma Alfonso Guerra; el “se ha soltado la lengua”, pertenece a la consejera de Igualdad, Micaela Navarro; y el “no puede ocultar lo que lleva en la mochila” pertenece a José Antonio Griñán.

¿Qué es lo que por fin Rajoy no puede ocultar en la mochila porque se ha ido de la lengua? Lo que dijo ayer el candidato del PP a la presidencia del Gobierno en una entrevista a EL PAÍS. “[La ley de Dependencia] es hoy inviable” y “mi prioridad son las pensiones. A partir de ahí, habrá que recortar todo”.

Como dice Alfredo Pérez Rubalcaba, hasta ahora el PSOE se había dedicado a una triple misión: explicar su programa, el del PP y el oculto del PP. Los socialistas creen que las palabras de Rajoy anunciado recortes les ha permitido pasar del terreno de la hipótesis a la realidad, por lo que no hubo ayer dirigente socialista que no citara, analizara o advirtiera lo dicho por el líder popular.

Las cifras

  • Según los datos de la Junta, en Andalucía hay 195.000 personas que tienen reconocido el derecho a la ley de Dependencias.
  • Los empleos directos que genera son 50.000.
  • Los recursos para Dependencia en el Presupuesto de 2012 suponen 1.187 millones, un 5,9% más que en 2011.
  • El gasto acumulado desde 2007 es de 4.155 millones.
  • Hay 29.696 plazas residenciales; 24.103 unidades de estancia diurna; 180.000 personas con teleasistencia: y 64.539 servicios de ayuda a domicilio.

Empezó Griñán en Almería, donde recordó que él ha subido los impuestos a los que más tienen para pagar la dependencia. Le siguió Micaela Navarro. Esta cuantificó lo que supone la ley aprobado durante el mandato de Zapatero. Alrededor de un millón de personas se benefician en España de esta prestación y 300.000 tienen empleo directo. Traducido al territorio andaluz, eso significa que 195.000 personas tienen reconocidos sus derechos como dependientes y 50.000 tienen un empleo directo vinculado al mismo.

También abundó el cabeza de lista al Congreso por Sevilla, Alfonso Guerra, para quien votar al PP “es un verdadero peligro” porque si gana “lo rebajará todo”. Guerra muy en plan Guerra incluso sostuvo que decir que la ley de Dependencia no es viable es algo “antievangélico”.

La dirección regional del PSOE tiró de su base de datos informática para enviar correos electrónicos a todos sus militantes con las declaraciones de Rajoy, recomendándole que lo repicaran. También creó el hashtag en Twitter #100horasparapararlos a iniciativa del secretario de Comunicación, Miguel Ángel Vázquez.

Además, los socialistas celebraron ayer un foro sobre la dependencia en Málaga, previsto desde hace días, y la sinceridad de Rajoy fue acogida como “la aparición de la virgen”, dijo un dirigente. Intervinieron Micaela Navarro, Trinidad Jiménez y Susana Díaz junto con representantes de colectivos sociales. En ese acto, Navarro lanzó otro de los mensajes que el PSOE está exprimiendo en la recta final de la campaña al dirigirse a los indecisos. “Lo que hace falta es que la gente se eche a la calle el 20 de noviembre y no cuando llegue lo anunciado”.

También lo hizo Griñán. “Tenéis que movilizaros, porque después de la noche electoral pueden venir muchas noches de pesadilla”, señaló el secretario general del PSOE tal vez pensando en Pesadilla en San Vicente Street el 20-N.

Y ¿cómo acogió el líder del PP, Javier Arenas, las palabras de su líder nacional? También muy en plan Arenas. Este ha dicho no una sino varias veces que “hay que recortar en todo, menos en educación, sanidad y en asuntos sociales”. Ayer propuso un “pacto sociosanitario” porque es “una tarea de todos”. Lo repitió tres veces.