Los presidentes de Cataluña, Valencia, Baleares y Murcia celebran la decisión

Los presidentes de cuatro comunidades firman un comunicado conjunto celebrando el anuncio La presidenta de Aragón acusa al Gobierno de favorecer el eje mediterráneo

Los presidentes de los gobiernos de Cataluña, Valencia, Baleares y Murcia -estos tres últimos del Partido Popular- han emitido un comunicado conjunto para felicitarse por la inclusión del corredor mediterráneo como eje prioritario de la Unión Europea en el que destacan que “este proyecto ha generado un amplísimo consenso territorial y político” y su elección “supone un premio a la colaboración entre los gobiernos autonómicos y la sociedad civil. Por contra, la presidenta de Aragón, la popular Luisa Fernanda Rudi, ya ha acusado al Gobierno de favorecer el eje del litoral y ha mostrado su contrariedad por haber quedado solo en un estudio la propuesta de conectar Francia a través de los Pirineos.

Mapa de los corredores ferroviarios
Mapa de los corredores ferroviarios

En el comunicado, los cuatro presidentes afirman que que  “el corredor mediterráneo empieza a ser una realidad gracias al esfuerzo incondicional de todos. En estos tiempos de dificultades, era necesario que fuéramos exigentes y aportáramos toda nuestra capacidad de convicción”, dice el mensaje conjunto, que repasa las “numerosas acciones de apoyo al corredor ferroviario del Mediterráneo” por parte de los gobiernos autonómicos, “juntos y por separado”.

“Consideramos que en estos tiempos de crisis económica es fundamental que se invierta en infraestructuras que ayuden al desarrollo de la economía. Solo las infraestructuras que sean más productivas podrán tener cabida en los presupuestos públicos de los próximos años”, resalta el comunicado, que recuerda también que los territorios que atravesará este eje “representan el 50% de la economía española, el 50% de la población y el 60% de las exportaciones. Los presidentes de las autonomías del eje mediterráneo subrayan, además, que el proyecto ha unido a diferentes partidos y “no va contra nadie y sí a favor de todos”, una referencia indirecta a las tensiones con las comunidades que defienden el eje central.

Conseguido el objetivo de que el corredor mediterráneo sea prioritario, “toca reclamar al Gobierno del Estado que cumpla todos los plazos para hacer realidad lo antes posible” esta infraestructura, que por primera vez “rompe la España radial” y propone una estructura mallada. “El corredor hace más fuerte Europa y nos hace más fuertes en Europa”, concluye.

Pese a felicitarse, el Gobierno catalán ha dejado claro que no le gusta que esta infraestructura comparta prioridad con el corredor Algeciras-Madrid. El consejero de Territorio y Sostenibilidad, Lluís Recoder, ha afirmado que “la la batalla sigue” para que las obras comiencen cuanto antes. Se ha marcado el objetivo que el tramo catalán del corredor esté listo “antes de 2020”. El Gobierno catalán, uno de los más activos en defender el eje desde hace años, ha vivido hoy un día feliz. “Ha costado sangre, sudor y lágrimas”, ha dicho Recoder. Esta tarde lo celebrará conjuntamente con el ministro de Fomento, José Blanco en un acto con la Cámara de Comercio de Barcelona. Recoder ha emplazado al Gobierno a mover ficha. “Si quiere hay los proyectos para comenzar a trabajar en las obras pasado mañana”, ha dicho el consejero.

Recoder ha lamentado la actitud del Gobierno central: “no se ha podido contener y ha incluído Madrid en su proyecto, pero ya no importa”, ha dicho. La Generalitat presionará ahora para que las obras comiencen por el corredor Mediterráneo y no el Atlántico y que todo el proyecto culmine mucho antes de 2030, cuando expira el límite fijado por la Unión Europea. En tono casi épico, el consejero ha hablado del Día D, de que hoy se decide “la calle mayor de Europa, la Via Augusta del siglo XXI”, ya ha recordado los principales autores que han defendido el corredor mediterráneo. Como el académico estadounidense Richard Florida, que señala el eje Barcelona-Lyon como la onceava megaregión del mundo. Recoder sostiene, como dijo el eurodiputado de CiU Ramon Tremosa, que la logística y el transporte son claves para la economía catalana y que “Cataluña será logística o no será”. 

Todos los partidos de la oposición se han felicitado también por la decisión. El jefe de filas de los socialistas catalanes en el Parlament, Joaquim Nadal, ha defendido que antes que nada  se apueste por el corredor.  “Un tramo ya está en obras. No se tiene que inventar de nuevo”, ha dicho. La presidenta popular, Alicia Sánchez-Camacho, ha asegurado que para su partido, que con probabilidad llegará a la Moncloa después de las elecciones generales de noviembre, “las inversiones en el corredor mediterráneo serán prioritarias”, aunque ha reconocido que “es compatible” la defensa de varias infraestructuras a la vez, en relación al corredor central. Desde ERC, han celebrado que “el sentido común europeo se ha impuesto al español” y su presidente y eurodiputado, Oriol Junqueras, ha recordado que es el Estado el que mayor inversión debe hacer. “Si después nos salen con que no tienen dinero, les recordaremos el malgasto hecho en aeropuertos y AVEs infrautilizados”, ha añadido, informa Ivanna Vallespín.

Por contra, Rudi ha acusado esta mañana, antes incluso de que se conociera la decisión final, aunque ya la daba por hecha, al Ejecutivo central de luchar sólo por el Corredor Mediterráneo. Durante su intervención en los Desayunos Informativos de Europa Press, Rudi ha denunciado que desde que el PSOE llegó al Gobierno en 2004 "todas las gestiones para acelerar" la obra del Eje 16 "han quedado paralizadas" y "va a caer (en Bruselas)", ha presagiado para favorecer el corredor mediterráneo. "La Comisión no toma decisiones si no es de acuerdo con los gobiernos", ha señalado la presidenta autonómica, si bien ha subrayado que su Ejecutivo no va a renunciar al corredor pirenaico a pesar de la "desidia" del Gobierno de Zapatero. "Habremos perdido una batalla, no la guerra. Haremos pedagogía en el resto de España y en Europa", ha añadido. Para Rudi, ambos corredores son "compatibles" porque son "diferentes" y, de hecho, ha asegurado que ambos proyectos nunca han sido planteados como una "batalla" entre comunidades autónomas, pero ha señalado que su impresión es que el Gobierno "ha dicho a la Unión Europea que tiene que elegir".

 

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS