Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El alcalde de Alhaurín niega haber cobrado sobornos de promotores

Martín Serón se desvincula de la concesión de licencias ilegales de obra

El alcalde de Alhaurín el Grande en la primera sesión del juicio del 'caso Troya'.
El alcalde de Alhaurín el Grande en la primera sesión del juicio del 'caso Troya'.

El alcalde de Alhaurín el Grande (22.000 habitantes), Juan Martín Serón, del PP, aseguró ayer en la primera sesión del juicio del caso Troya de corrupción que “nunca” recibió dinero de promotores a cambio de licencias urbanísticas. “Nunca jamás he recibido dinero de promotores. Nunca me lo han pedido. En el Ayuntamiento jamás se ha solicitado dinero a nadie a cambio de licencias ni a cambio de nada”, aseguró el regidor.

El interrogatorio de ayer, que abría la vista oral tras la sesión de cuestiones previas de la semana pasada, fue un acto intenso, sin concesiones, en el que el acusado y el fiscal parecieron rozar por momentos la amonestación del tribunal. Sin embargo, las cerca de dos horas de preguntas apenas arrojaron novedades sobre el caso. Martín Serón, acusado de recibir un total de 238.000 euros por conceder licencias contrarias al planeamiento urbanístico de Alhaurín, afirmó que desde que es alcalde no se ha concedido en el municipio “ni una sola” licencia de obra que tuviera los reparos del arquitecto municipal y del jefe de los servicios jurídicos.

“En ningún caso se condiciona una resolución o se comete una ilegalidad a cambio de patrocinio y, por supuesto, para beneficio personal mucho menos”, insistió Martín Serón, acusado de prevaricación omisiva y cohecho y para quien el fiscal reclama cuatro años y medio de prisión y 19 de inhabilitación.

“Yo no soy técnico, ni arquitecto ni abogado, soy economista y malo”

Juan Martín Serón

El regidor se ha desvinculado de la concesión de licencias de obra, labor que descansa desde 2001 en el concejal de Urbanismo, y principal imputado de la trama, Gregorio Guerra. "No he permitido nunca un decreto en contra de la ley, puede usted buscar en el Ayuntamiento todo lo que quiera", le dijo al fiscal, Juan Calvo-Rubio. "Yo no soy técnico, ni arquitecto, ni abogado, soy economista y malo, no me puedo pronunciar si es legal o no", añadió.

Uno de los mayores aprietos que sufrió el regidor llegó a la hora de justificar el origen de los 64.000 euros hallados en la caja fuerte de su domicilio y los movimientos en las cuentas corrientes de las sociedades que Martín Serón comparte con su esposa. Sobre el dinero intervenido en el cofre de seguridad, el alcalde no se movió de la versión que dio el 18 de enero de 2007, cuando fue detenido junto con Gregorio Guerra a la salida de un mitin de Mariano Rajoy en Marbella. "Ese dinero era de la asesoría fiscal de mi mujer. Estaba destinado para el pago del IVA de las empresas que llevaba. Muchas de ellas se dedican a la venta ambulante y todos hacen sus movimientos en efectivo", ha justificado.

Respecto a los ingresos de distintas cantidades en las cuentas corrientes de sus sociedades, el regidor fue menos claro: “Mi mujer y yo tenemos todo mezclado en nuestras sociedades, una cuenta de la asesoría sirve para pagos personales y el dinero de mí nómina sirve también para la asesoría”, dijo. Martín Serón criticó que la policía, en sus informes, no hiciera referencia a los 200.000 euros anuales de “remanente de tesorería” que, según él, justificarían que los gastos familiares no se pagaran con cargo al dinero de su cuenta corriente. “Eso es un fallo de primero de parvulitos de contabilidad”, afirmó.

Más información