“Me dirijo a usted para comunicarle una subida injusta del agua”

El alcalde de Córdoba envía una carta a los vecinos de la ciudad en la que acusa a la Junta del aumento

“Me dirijo a usted para comunicarle que la ley 9/2010 aprobada por la Junta de Andalucía, con el apoyo del PSOE e IU y con el voto en contra del Partido Popular, va a provocar una subida injusta, a la vez que considerable, en el recibo del agua”. Así comienza la carta que se adjunta a los documentos para el cobro que José Antonio Nieto (PP), alcalde de Córdoba, ha enviado a los abonados de la Empresa Municipal de Aguas de la ciudad, Emacsa, en calidad de presidente del Consejo de Administración.

La misiva hace referencia a la Ley de Aguas de Andalucía, a la que Nieto critica por “el mal llamado impuesto ecológico”. Dicho impuesto es el canon de mejora de infraestructuras hidráulicas y está pensado para sufragar las obras de mejora de los municipios con menos recursos. A partir de ahora, Emacsa incorpora una cuota fija de un euro al mes por vivienda más otra variable en tres tramos de consumo y otro especial para industrias. “Emacsa, en la expedición a los recibos de cada vecino, señalará dichos importes, cuya fijación dependerá de la nefasta política de agua que realiza la Junta”, zanja el alcalde.

El dinero es recaudado por los Ayuntamientos, aunque quien gestiona y dirige las obras es la Junta. Nieto tacha la medida de “absurda”, porque “el Ayuntamiento de Córdoba ha invertido más de 20 millones de euros en los últimos 15 años en el ciclo de recuperación de aguas residuales”. El regidor se alinea con los 112 ayuntamientos, la mayoría del PP, que en febrero recurrieron al Tribunal Constitucional. El Consistorio cordobés también recurrirá.

“Nieto ya confunde las empresas publicas y su cargo de alcalde con su condición de presidente del PP, utilizando una carta publicitaria”, apuntó ayer el líder de los socialistas cordobeses, Juan Pablo Durán. Pero no es la primera vez que ocurre algo así. En mayo, en plena campaña electoral, el Ayuntamiento de Málaga (PP) envió cartas similares de la Empresa Municipal de Aguas a los vecinos.

De la misma manera, utilizando un medio público municipal, Nieto lanza ahora más artillería al enfrentamiento abierto entre el Ayuntamiento y la Junta. Una lucha que comparte con todos los Ayuntamientos del PP y que se vio clara desde el día después de ganar las elecciones municipales. El alcalde, como todos los nuevos regidores que heredaban cargos del PSOE, se sumó a las quejas por la situación de las arcas municipales que dejaban sus antecesores. En julio, Nieto fue más lejos y anunció que peligraban las nóminas de los próximos meses. Aunque esta semana el propio Ayuntamiento ha reconocido que no habrá problemas para pagar a sus empleados hasta fin de año.

Uno de los principales mensajes del Gobierno local ha sido el de la austeridad económica. Por eso, sorprendió tanto su anuncio de la candidatura de Córdoba para ser sede de las semifinales de la Copa Davis. Un evento que también sirvió de combustible para su choque con la Junta, ya que la Consejería de Deportes se negó a pagar el canon de 700.000 euros exigido por la Federación Española de Tenis, tal y como había hecho otras veces. Nieto recordó ayer este asunto y anunció que pedirá explicaciones en el Parlamento.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El domingo terminaron los partidos, después de que Nieto viajase a Nueva York días antes invitado por la Federación Española de Tenis. Finalmente, el evento ha supuesto un gasto de dinero público de 364.000 euros, ya que el Consistorio ha invertido 1,7 millones y ha ingresado solo 1,4 millones con esta celebración deportiva.

En cuanto a los beneficios para la ciudad, Nieto dijo ayer que va a encargar un estudio “riguroso y midiendo datos, que no sea la opinión del equipo de Gobierno, sino de técnicos”.

MANUEL J. ALBERT

Córdoba

El alcalde de Córdoba, José Antonio Nieto, con dos de sus ediles en el Consistorio. / f. j. vargas

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS