Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy no tocará ni IRPF ni IVA y bajará cinco puntos el impuesto de sociedades

El candidato del PP promete retocar los tributos de los emprendedores y mantener las pensiones

Rajoy sigue sin aclarar qué hará con el impuesto sobre el patrimonio

El líder popular ha afirmado que Camps "no es un corrupto"

El PP planea adelgazar la Adminstración de la misma manera que las comunidades del PP

El candidato del PP a la presidencia, Mariano Rajoy, ha puesto esta mañana cifras a sus promesas, con un bloque de medidas fiscales que pretende poner en marcha si gana las elecciones del 20-N. En una entrevista en la cadena SER se ha comprometido a bajar el impuesto de sociedades en cinco puntos y a no tocar "en un primer momento" los impuestos de la renta (IRPF) y el de valor añadido (IVA). Es decir, que el PP tampoco bajaría el IVA, pese a que critico duramente la subida de dos puntos que hizo el Gobierno socialista en julio del año pasado.

Además, Rajoy ha prometido revisar otros tributos que pagan los emprendedores: los módulos trimestrales sobre el impuesto de la renta, que no tengan que pagar el IVA de las facturas hasta que no las cobren y que las empresas puedan compensar los importes que les adeude la Administración con los tributos. "Voy a permitir que las empresas tengan una cuenta en la que puedan compensar lo que tienen que pagar por impuestos con lo que deban las administraciones; es decir, si usted es, por ejemplo, un proveedor del Estado y el Estado le debe un millón de euros y usted tiene que pagar medio millón por impuestos ese medio millón no lo paga porque a usted le debe un millón la administración", ha explicado. Desde que el expresidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda (Ciudad Real, 1953), dejó la presidencia de la Junta tras las elecciones autonómicas del 22 de mayo se ha convertido en la diana de las críticas del nuevo Gobierno de la secretaria general del PP, Dolores de Cospedal, pese a que le ofreció colaboración antes de pasar a la oposición. El nuevo Ejecutivo insiste en responsabilizar de los problemas de déficit regional, incluso judicialmente, a "la herencia de Barreda", que él reivindica.

Rajoy, que no ha querido cuantificar lo que dejaría de recaudar el futuro Gobierno con estas medidas, ha señalado también que no querría bajar las pensiones y ha tildado de error el haberlas congelado. "Creo que la congelación fue injusta", ha afirmado.

Otra de sus críticas ha ido dirigida al impuesto sobre el patrimonio, aunque sigue sin aclarar qué va a hacer si gobierna. Rajoy ha recordado que el PSOE justificó la retirada del impuesto en que era "un impuesto injusto, inútil y obsoleto". Ahora, ha continuado, también. Y ha insistido en su tesis de que es un tributo que grava doblemente a los ahorradores. "Me parece un disparate".

Pero también ha tenido críticas para el candidato socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, que ha prometido dedicar los 1.000 millones de euros que recaudará el Gobierno tras recuperar el impuesto de patrimonio a crear empleo. "No voy a polemizar con el candidato, pero conviene no engañar", ha comenzado, para justificar que son las comunidades autónomas las que recaudan el impuesto y, por tanto, deciden en qué se gasta. "No tiene ninguna capacidad de decisión", ha zanjado.

El líder del PP ha asegurado además lo que él no habría hecho de haber sido el presidente del Gobierno: “Yo hubiera reconocido la existencia de la crisis, no habría gastado más de lo que teníamos y hubiera hecho reformas”. A lo que ha agregado: "Todos esos errores nos han puesto en una situación muy difícil". 

Por eso, su compromiso es llevar a cabo una reforma de la Administración central, similar a la que han puesto en marcha las comunidades autónomas gobernadas por el PP, pues considera que es necesario eliminar "lo superfluo". Si llega a La Moncloa, el líder del PP recortaría de aquellas partidas de donde "están recortando [las autonomías] del PP", como la reducción de cargos de la Administración, los sueldos de los altos cargos y de los vehículos oficiales, la rebaja de los presupuestos regionales, la eliminación de organismos autónomos, el recorte de liberados sindicales o el despido de profesores interinos.

Rajoy ha tocado en la cadena SER estos otros asuntos:

Francisco Camps

El líder popular ha afirmado que sigue siendo amigo del expresidente de la Comunidad Valenciana, Francisco Camps, imputado en el caso Gürtel. "Hablo con él alguna vez, aunque hace tiempo que no lo veo", ha agregado. Además, ha insistido en su inocencia. "Ha tenido muy mala suerte", ha dicho Rajoy. "Nadie se cree que el señor Rajoy se venda por tres trajes". Y ha remachado: "Digo con absoluto conocimiento de causa que este hombre no es un corrupto".

Botella, "buena alcaldesa"

Rajoy ha tratado de eludir por todas las vías una respuesta sobre el futuro en la política nacional del alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón. Todo lo más que ha dicho es que su posible sucesora, la teniente de alcalde Ana Botella sería "una buena alcaldesa".

Pero no ha querido entrar en revelaciones sobre si Gallardón irá en su candidatura al Congreso. "Las listas las lleva el presidente del Comité Electoral, Miguel Arias, y la vicesecretaria de Organización [Ana Mato]", ha recordado. "no hay nada peor en esta vida que elegir entre personas".

"Mi amiga Barberá"

También se ha referido Rajoy a la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, de la que ha dicho que "es una magnífica alcaldesa" y que, por tanto, "cualquier cosa que quiera ser, lo será". De ella ha dicho que es "muy buena amiga" y que la conoce desde los años ochenta.

Cataluña

“Esta vez vamos a tener nuestros mejores resultados en Cataluña”, dice el líder del PP, que ha defendido que el PP “en absoluto” es anticatalanista. Sin embargo, ha eludido entrar de lleno en las sentencias sobre la regulación de la lengua vehicular en la enseñanza.

Bildu

Rajoy también ha mostrado su oposición a que la coalición Bildu pueda llevar su candidatura al Congreso el próximo 20-N. "No me alegrará y no lo consideraré una buena noticia", ha sentenciado.

El líder popular ha recalcado que "uno de los ejes básicos" de la lucha contra el terrorismo ha sido "aquella decisión de que los terroristas y sus apoyos no pueden estar en las instituciones porque no les dejaba salida". Y, aunque ha admitido que ahora están en las instituciones "también por una resolución judicial", del Tribunal Constitucional, ha afirmado que lo que le "alegrará de verdad en esta materia es que un día salgan con un comunicado en el que se diga se acabaron las muertes" . Y ha remachado: "Ese día sí que estaré alegre y contento".

Resultado electoral

El líder del PP, Mariano Rajoy, ha afirmado que mantiene una buena relación con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, con el que habla a menudo. Pero también ha agregado que su futuro tiene un punto en común con los expresidentes Felipe González y José María Aznar: “A la tercera va la vencida”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >