Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Andalucía negocia con 60 inversores la venta de 95 inmuebles públicos

Hacienda espera cumplir el objetivo e ingresar por la operación 951 millones

La Junta de Andalucía mantiene negociaciones con unos 60 inversores, básicamente fondos de inversión y de pensiones y aseguradoras de ámbito internacional, aunque también nacionales, que tienen potencial suficiente y están muy interesados en una operación de sale and leaseback. Esta es una operación de ingeniería financiera consistente en la venta de inmuebles por parte de la Junta a un inversor con el que simultáneamente suscribe un contrato de alquiler con derecho a compra.

Con esta operación, la Junta espera ingresar 951 millones de euros previstos en el presupuesto de la comunidad de 2011, aunque hasta mediados de julio tan sólo había logrado vender un edificio en Jaén por 1,3 millones de euros. En total, Hacienda quiere colocar en el mercado 95 inmuebles, es decir, más de 350.00 metros cuadrados distribuidos por toda Andalucía.

La consejera de Hacienda y Administración Pública, Carmen Martínez Aguayo, informó ayer a Efe de que en julio se inició la visita a los inmuebles para las revisiones —actualmente son 80 edificios los que están en el proceso— y, a finales de ese mes se remitió el documento resumen preliminar a todos los inversores interesados en la operación.

Además, durante esta semana se ha remitido el cuaderno de ventas, que es un documento más descriptivo en el que se detallan los activos y las condiciones generales de la compraventa y el arrendamiento, a las empresas que han confirmado su interés y han remitido carta de confidencialidad.

Una vez se reciban, después del verano, las ofertas vinculantes, se seleccionará y negociará con un grupo reducido de inversores para la obtención del precio óptimo y las mejores condiciones del arrendamiento, explicó la consejera.

Según Aguayo, ya se han redactado los modelos de contrato de compraventa y arrendamiento, adaptándolos a las consideraciones de la Intervención General de la Administración del Estado, para garantizar la configuración de la operación como arrendamiento operativo. Los inmuebles objeto de la operación son oficinas utilizadas por diferentes consejerías y tras la compraventa se firmará el contrato de arrendamiento.

La administración andaluza ha optado por este tipo de operaciones para conseguir recursos que compensen la caída de los ingresos presupuestarios este año. De esto modo, además de obtener financiación, la Junta evita el endeudamiento y, por consiguiente, el incumplimiento del pacto de estabilidad que obliga a la comunidad a un déficit del 1,3% del PIB. Andalucía había alcanzado en el primer trimestre de 2011 un déficit del 0,75%, más de la mitad del límite para todo el año.

La Junta obtuvo por este método en 2010 74 millones de euros por la venta a la empresa pública Agesa de cinco inmuebles. La ley de Presupuesto de la comunidad abrió la posibilidad de venta también a inversores privados y, en marzo pasado, el Consejo de Gobierno acordó la venta y posterior arrendamiento de 95 edificios administrativos.

La Consejería de Hacienda hizo un proceso de selección de una empresa consultora que asesorará en la operación de sale and leaseback, con el objetivo de obtener las mejores condiciones, tanto en el precio de venta como en el posterior arrendamiento. Durante este proceso, se invitó a siete empresas con experiencia contrastada a escala nacional e internacional y el 15 de junio adjudicó el contrato a BNP Paribas, acompañada de Cliford Chance como asesor jurídico, y a BNP Real Estate como experto inmobiliario y Deloitte como consultora financiera y contable.