_
_
_
_

Salgado afirma que el acoso en los mercados puede durar varios días

La situación es "preocupante pero no gravísima", afirma la vicepresidenta Concluye la reunión urgente del presidente del Gobierno con Salgado, Blanco y Jáuregui Zapatero transmite a los portavoces parlamentarios su preocupación por la deuda italiana Habla con Herman Van Rompuy, presidente de Consejo Europeo, sobre la situación de Grecia

La situación de España, sometida a un duro acoso de los mercados, es "preocupante, pero no gravísima". Así la ha calificado la vicepresidenta para Asuntos Económicos, Elena Salgado, que ha añadido que ella y el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero estarán disponibles durante las vacaciones, tras la reunión que ambos han mantenido con el ministro de Fomento y portavoz del Gobierno, José Blanco, y con el ministro de la Presidencia, Ramón Jáuregui, en La Moncloa para analizar las últimas evoluciones de los mercados financieros. "Es bueno el descanso, pero primero, el interés general", ha dicho la número dos del Ejecutivo tras la reunión. Zapatero ha vuelto esta mañana a Madrid desde Doñana, donde anoche empezó sus vacaciones, para seguir los movimientos de las Bolsas y la subida de la prima de riesgo.

La vicepresidenta ha asegurado que "la situación [de acoso] puede durar varios días" y ha añadido que el Gobierno está "vigilante" y en contacto constante con las autoridades europeas. La titular de Economía ha declarado que ella no calificaría la situación de España de gravísima y que es "comparativamente mejor que la de otros" países. Salgado se ha esforzado por transmitir tranquilidad: "La situación es de tensión, pero España la aborda en posición de relativa tranquilidad. Nuestra deuda terminará el año en el entorno del 68% del PIB muy lejos de países como Italia o Bélgica que superan el 100%, y las emisiones de deuda ya han cubierto más de dos tercios de las necesidades de todo el año". La ministra ha asegurado que las tensiones se han exacerbado por la ralentización de la economía estadounidense y porque los acuerdos del Consejo Europeo del 21 de junio no han sido todavía implementados.

Zapatero ha completado esta mañana una ronda de llamadas a los portavoces de los grupos parlamentarios con los que no contactó durante la jornada de ayer. El presidente ha telefoneado a Gaspar Llamazares (IU), Francisco Jorquera (BNG), Ana Oramas (CC), Carlos Salvador (UPN), Joan Ridao (ERC), Rosa Díez (UPyD) y Uxue Barcos (NB). A todos ellos les ha trasladado información sobre los contactos que el equipo económico del Gobierno de España mantiene con sus homólogos de otros países europeos para analizar los últimos acontecimientos de la crisis financiera, así como la evolución de la prima de riesgo.

Elena Salgado, en la rueda de prensa que ha ofrecido este miércoles en La Moncloa.
Elena Salgado, en la rueda de prensa que ha ofrecido este miércoles en La Moncloa.ULY MARTÍN

Herman Van Rompuy, presidente de Consejo Europeo, también ha recibido hoy una llamada del presidente. Ambos han coincidido en que los países que comparten el euro deben aprobar "cuanto antes" los acuerdos sobre el plan de ayuda a Grecia y la reforma del mecanismo europeo de apoyo a la "eurozona", según informa La Moncloa.

A los portavoces les ha transmitido su preocupación y les ha explicado que, además de la situación en Estados Unidos, influye la lentitud de la Unión Europea para aprobar y poner en marcha las medidas. Según les ha transmitido el presidente del Gobierno, agosto, además, es un mes propicio para los especuladores, porque pueden aprovechar que hay pocas operaciones para intentar desestabilizar el mercado.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La preocupación ahora, según esta versión, e Italia porque tienen un alto porcentaje de deuda, respecto a su PIB. En el caso de España hay mañana jueves una emisión de deuda, pero el Gobierno cree que no habrá dificultades, porque es muy poca deuda la que irá a la subasta.

Zapatero ha vuelto a detallar a los portavoces sus gestiones con otros países, con la UE y con el banco central, y les ha transmitido la idea de intentar dar la mayor confianza posible para superar la situación

El jefe del Ejecutivo ya había aplazado unas horas el principio de sus vacaciones para poder seguir los detalles de la crisis financiera y el aumento de la prima de riesgo española hasta el cierre de los mercados. A última hora de la tarde se desplazó al coto de Doñana para iniciar su descanso. Pensaba reincorporarse al trabajo el próximo 19 de agosto, cuando está previsto que se celebre un Consejo de Ministros en el que debe perfilar con Salgado el decreto de reducción del déficit, anunciado por él mismo el pasado viernes. Salgado ha negado que ese día el Gobierno modifique el tipo que grava el Impuesto de Sociedades. La ministra ha asegurado que el presidente habló de una "mejora de la gestión de la recaudación" del impuesto.

José Luis Rodríguez Zapatero llamó ayer a Mariano Rajoy para informarle de la situación. El líder del PP está descansando en Galicia, aunque fuentes del partido aseguraban ayer que está en permanente contacto con los responsables de economía de su formación. Hoy ambos mandatarios han vuelto a estar en contacto, y el presidente ha hablado también con el candidato de su partido, el socialista Alfredo Pérez Rubalcaba.

El jefe del Gobierno también trató de la crisis económica con el rey en su último despacho en el Palacio de Marivent (Palma de Mallorca), la residencia veraniega de la familia real.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_