_
_
_
_
_

Rajoy pide “grandeza” para anticipar las elecciones y olvida a Rubalcaba

“El primer requisito de una política social es una buena política económica”

El líder del Partido Popular, Mariano Rajoy, realizó ayer el perfecto enroque. En un movimiento defensivo propio del ajedrez, pidió elecciones anticipadas y no mencionó al candidato del partido socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba. En su discurso de clausura en el Campus FAES en Navacerrada (Madrid), el mismo día que Rubalcaba realizaba su primera aparición pública tras su ratificación como cabeza de cartel, Rajoy concluía así su intervención: “Y esperemos que quien tardó varios años en ver la crisis, no tarde ni un minuto más en abrir las puertas del futuro. Espero que tengan un gesto de grandeza, de justicia”.

 El ambiente de triunfalismo electoral es claro entre las filas del PP. “El próximo, estamos seguros, Mariano Rajoy lo clausurará como presidente del Gobierno de España”, aseguró José María Aznar en la apertura de su discurso como presidente de la fundación, después de ocho años de asistencia del líder del PP a la clausura de estos cursos de verano.

Rajoy hizo guiños en varias ocasiones a los buenos resultados del 22-M. Para él son su escudo y la garantía de un futuro Gobierno: “Los principios que han aplicado ya nuestros gobernantes autonómicos y municipales son los mismos que el Partido Popular llevará en su programa para las elecciones generales”.

“No falla ni nuestra democracia ni nuestra Constitución. Lo que falla es el Gobierno, que no está a la altura de las circunstancias”, proseguía Rajoy. Esta pulla, que rezuma un distanciamiento con las voces a favor del Movimiento 15-M, más presentes en el discurso de Rubalcaba, fue uno de los muchos ataques dirigidos al Ejecutivo de Zapatero.

Más información
Aspirante se escribe con R
Rubalcaba toma el relevo de Zapatero al mando del PSOE
El candidato presenta su propuesta de Gobierno en un acto “cercano”
La ascensión a paso firme de Rubalcaba a lo más alto
Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Rajoy, tratando de hacer su discurso más ejemplarizante, habló de la entrevista en The Wall Street Journal al consejero delegado de Ikea, Mikael Ohlsson, sobre el posible retraso de cinco años de la construcción de las 10 tiendas que la marca sueca de muebles pretende abrir en suelo español: calificó la situación de “tartana burocrática” y endosó este fallo a la regulación del urbanismo implantada en España.

Educación y sanidad pública eran los principales vientos que soplaban hasta Navacerrada desde el Palacio de Congresos Municipal de Madrid, donde intervenía Rubalcaba: “No dejaremos a nadie en la cuneta. No recortaremos el Estado de bienestar”, aseguraba Rajoy. Y volvía a hacer otro movimiento de enroque y daba su receta económica frente al posible miedo de los votantes a sufrir recortes sociales: “El primer requisito de una política social es una buena política económica”. El crecimiento de la economía también figura entre las bazas que expuso el líder del PP, pero ayer evitó hablar de los bancos. No estaba en el guion. Rubalcaba sí hizo un alegato a favor de que los fondos de las cajas de ahorros y de los bancos sean parte fundamental en la generación de empleo y de un impuesto de patrimonio que grave a las grandes fortunas. Fueron los puntos clave de su propuesta como líder socialista.

Es una persona seria, veloz para adelantar a todos, resistente para aguantar y ganador porque tiene corazón José Antonio Griñán

Rajoy, aunque dejó de lado a los mercados y los bancos, sí adelantó que el paro juvenil es su mayor preocupación. ¿Su baza? La formación profesional se basará, dijo, en el modelo alemán —con un tercio de teoría y dos de prácticas—, un proyecto “ambicioso y exigente”, después de la experiencia piloto que la Comunidad de Madrid pondrá en marcha en septiembre en seis empresas.

Habían pasado 25 minutos desde que Aznar esperaba en Navacerrada a Rajoy y de que el candidato socialista hubiera empezado su discurso. ¿Qué espera del discurso de Rubalcaba? Rajoy tenía clara su respuesta: “Yo espero del mío”.

"Hoy lanzamos nuestro cohete"

La cúpula socialista ha mostrado esta mañana gran entusiasmo durante la proclamación oficial del candidato Alfredo Pérez Rubalcaba. El más gráfico ha sido el secretario de Organización del PSOE, Marcelino Iglesias, que ha comparado al vicepresidente primero con un cohete y ha hecho referencia al último transbordador de la NASA, lanzado ayer. “¿Visteis el cohete? Nosotros mandamos hoy el primero”, ha asegurado, según informa Europa Press. Iglesias también se ha referido al discurso de Rubalcaba. “Preparamos muy especialmente toda la escenografía; marca las líneas generales, la impronta de esta nueva etapa”, ha señalado.

La ministra de Medio Ambiente, Rural y Marino, Rosa Aguilar, ha asegurado que está dispuesta "a arrimar el hombro" y que el candidato oficial "cuenta de lleno" con ella, según informa Efe. También se mostró convencida de que la gente conocerá más durante los próximos meses a Rubalcaba y, "sin lugar a dudas más ciudadanos estarán a su lado porque es el mejor presidente para un futuro esperanzador".

Rubalcaba representa el pasado felipista y de Zapatero en el PSOE Javier Arenas

Leire Pajín, ministra de Sanidad, ha incidido en la gran expectación que ha creado el discurso de Rubalcaba durante los últimos días: "Eso quiere decir que vamos a dar un paso definitivo que nos va a dar muchas alegrías al PSOE y también a este país". No ha querido precisar si con el nuevo candidato los socialistas darán un giro a la izquierda, pero sí se mostró "segura" de que el partido buscará reencontrarse con los ciudadanos después de haber perdido las elecciones autonómicas y municipales del pasado 22 de mayo.

El presidente del Andalucía, José Antonio Griñán, ha demostrado que apoya sin fisuras al candidato socialista con un decidido “Rubalcaba al poder” antes de calificar al vicepresidente primero como “una persona seria, veloz para adelantar a todos, resistente para aguantar y ganador porque tiene corazón”. Desde su punto de vista, la presentación de esta mañana llega en el momento más oportuno, en lo que el presidente andaluz definió como “una especie de nacimiento de la alegría”. Griñán ha añadido que “tiene todas las condiciones para ser querido porque para votar a una persona, primero hay que conocerla y quererla y Rubalcaba se hace querer”.

El discurso es una moción de censura al Gobierno Zapatero Gaspar Llamazares

El lehendakari, Patxi López, tampoco ha dudado en ensalzar la figura del protagonista de la jornada. El presidente del País Vasco, que se había mostrado favorable tras las elecciones del 22 de mayo a que no se celebraran primarias y sí un congreso para proclamar un solo candidato, ha indicado que "se visualiza el nuevo proyecto de los socialistas, con nuevas propuestas". Según López, la nueva senda iniciada por el PSOE permitirá "conectar con la ciudadanía, especialmente con los sectores más progresistas". En este momento, de grave situación económica, "es la hora de proyectar el país".

El expresidente de Castilla La Mancha, José María Barreda, ha mostrado su esperanza en que el discurso de Rubalcaba suponga "un antes y un después" y que se inicie "la recuperación del PSOE, de sus señas de identidad, de sus características y de lo que es un proyecto claramente socialdemócrata". También ha opinado que no cree que la salida de Rubalcaba del Gobierno tenga ninguna relación con el adelanto de las elecciones generales al mes de noviembre.

En cuanto al presidente de los socialistas madrileños, Tomás Gómez, no tiene "ninguna duda de que es el mejor candidato". El portavoz socialista en el Ayuntamiento de Madrid, Jaime Lissavetzky, ha señalado que Rubalcaba aboga por "nuevos cambios" y sabe discernir "entre lo urgente y lo importante". El líder de los socialistas gallegos, Pachi Vázquez, ha dicho que está ilusionado con el punto y aparte del PSOE y que espera un cambio "rompedor que marque un rumbo distinto para que se inicie un periodo con nuevas ideas".

El todavía ministro de Interior ha recibido también los elogios del alcalde de Zaragoza, Juan Antonio Belloch. “Hemos elegido al mejor candidato que teníamos por su experiencia política y por la ilusión que tiene de hacer las cosas bien. Seguro que mejoramos nuestra posición”, ha manifestado.

En cuanto a las opiniones vertidas por los líderes del Partido Popular esta mañana, el presidente del PP andaluz, Javier Arenas, ha afirmado que el candidato socialista "representa exactamente el pasado del PSOE, el pasado felipista y el pasado de (José Luis) Rodríguez Zapatero". Arenas ha remarcado que es "imposible conquistar el futuro desde el pasado".

El presidente de Cantabria, Ignacio Diego, considera a Rubalcaba "responsable directo y personal" de los cinco millones de parados en España. El dirigente regional también ha recordado que en los años "del Gal y cuando la corrupción desbordaba España, Rubalcaba estaba ahí con un notable protagonismo". Diego ha añadido que el socialista "no puede engañar ni sorprender a nadie" tras los años que lleva en política, a pesar de que es "un gran estratega".

El portavoz de Izquierda Unida en el Congreso, Gaspar Llamazares, se ha mostrado especialmente crítico con el discurso de Rubalcaba en su cuenta personal de Twitter. Ha asegurado que las palabras de esta mañana del vicepresidente primero son "una moción de censura al Gobierno Zapatero por el incumplimiento del programa de izquierda". Llamazares se ha mostrado "ofendido por el compromiso de abrir el debate sobre el modelo electoral alemán, cuando acaban de rechazarlo con el PP". El coordinador general de IU, Cayo Lara, también ha dejado sus impresiones sobre el acto de los socialistas en la red social: "Rubalcaba escucha a los mercados, hace política para los banqueros y explica cuentos de hadas a los trabajadores".

También desde su cuenta de Twitter, UPyD ha criticado que Rubalcaba se muestre favorable a posibles modificaciones de la ley electoral porque "hace siete meses, el PSOE defendía el actual sistema electoral porque hay mucha leyenda urbana".

El presidente de Cataluña, Artur Mas, ha pedido al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que adelante las elecciones generales para "ahorrar" él y los ciudadanos "ocho meses de debate electoral". Ha insistido en que "ahora que el señor (Alfredo Pérez) Rubalcaba deja el Gobierno, sería bueno que no nos instaláramos en una dinámica electoral que dure hasta el próximo mes de marzo porque el país no está para eso". El secretario general de CiU y portavoz en el Congreso, Josep Antoni Durán i Lleida, ha lamentado "el populismo desesperante del discurso de Rubalcaba". En cuanto a sus propuestas sobre la banca, ha asegurado que vende "humo" para ganar votos de la izquierda pero "resta credibilidad a España".

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

BELÉN HERNÁNDEZ
Redactora de Estilo de Vida, ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS, donde escribe sobre cultura y tendencias, pero también sobre infancia, medio ambiente y pobreza en países en desarrollo. Antes trabajó en El Mundo y Granada Hoy. Es granadina, licenciada en Periodismo por la Universidad de Málaga y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_