Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE rediseña ya su estrategia para acoger los giros de Rubalcaba

La Ejecutiva Federal respalda los últimos mensajes críticos del vicepresidente con la banca

Rubalcaba, junto a Leire Pajín, en un acto en Madrid
Rubalcaba, junto a Leire Pajín, en un acto en Madrid

Las medidas “duras” tomadas en su momento eran las necesarias para hacer frente a la crisis y ahora se pueden empezar a tomar otras porque, pese a crecer poco, “ya tenemos la cabeza fuera del agua”, explicó ayer Marcelino Iglesias, portavoz del PSOE tras la reunión de la ejecutiva del partido.

Alfredo Pérez Rubalcaba ha dado un giro a su partido en las últimas semanas con guiños electorales y populares, dirigidos a los votantes de izquierdas que ha abandonado al PSOE en los últimos meses. El último episodio y, hasta ahora el más llamativo, es el de mostrarse firme frente a la banca y criticar la forma en la que ha actuado en esta crisis económica. Ayer, la ejecutiva del PSOE le dio respaldo expreso, asumiendo sus palabras y sus posiciones. No se debatió expresamente en la reunión, pero su portavoz, Marcelino Iglesias, aseguró que apoyan las palabras del candidato socialista “sin ninguna duda, porque creemos que tiene razón”.

Sí se habló expresamente del decreto aprobado el viernes que contiene medidas para eximir a los que tengan menos ingresos de embargos en caso de impago de créditos. La medida fue tratada en una ejecutiva en la que la cúpula socialista habló de los últimos acontecimientos, incluyendo el debate del estado de la nación.

Defender y argumentar

A pesar de que todas las encuestas han dado como ganador a Mariano Rajoy, la tesis de la ejecutiva es que sirvió para comprobar que es posible hacer un discurso que sirva para defender y argumentar la política económica. También para exhibir una estabilidad parlamentaria que deja manos libres a Zapatero y a Rubalcaba para decidir libremente sobre la fecha de las elecciones generales, sin necesidad de dar impresión de actuar forzados por la falta de votos en el Congreso de los Diputados. Rubalcaba les dijo que se presentará a los comicios con un programa “realista y creíble”.

Y en palabras de un miembro de la Ejecutiva socialista, una vez que se ha hecho frente a la crisis, el Gobierno y el PSOE pueden empezar a estudiar medidas o propuestas dirigidas a quienes más han sufrido los recortes.

En las últimas semanas, desde que Rubalcaba fue designado candidato, desde el Gobierno y el PSOE se han dirigido gestos de complicidad y comprensión hacia los indignados del 15-M, se ha dado marcha atrás a la impopular reducción de la velocidad máxima a 110 kilómetros por hora, se ha aprobado un decreto sobre impagos de hipotecas, se ha anunciado una partida de 8.000 millones del Estado para la sanidad pública y se ha impulsado un discurso frente a la banca distinto al anterior, en el que los principales banqueros y empresarios eran percibidos como consejeros de las medidas contra la crisis, con fotos en La Moncloa incluidas.

Encuestas como la de Metroscopia para EL PAÍS publicada el domingo muestran que pese a que Rubalcaba tiene mejor valoración que Rajoy, este es percibido como mejor gestor de la crisis.

En ese clima, el ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, se dejó llevar por el entusiasmo y en Telecinco propuso tipos fiscales “especialmente aumentados” para gravar retribuciones “muy altas” de directivos de la banca. Esta idea de lanzar propuestas dirigidas a ese electorado ha sido tratada en varias ejecutivas recientes y la llevan demandando hace meses tanto los barones regionales como diputados y dirigentes de base del partido.

Más información