Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El vicepresidente Rubalcaba ya pesca votantes en los caladeros de la izquierda

En la última semana ha lanzado guiños a distintos colectivos, especialmente al numeroso grupo de votantes de izquierdas desencantados.

El vicepresidente y candidato electoral Alfredo Pérez Rubalcaba ya pide el voto. En la última semana ha lanzado guiños a distintos colectivos, especialmente al numeroso grupo de votantes de izquierdas desencantados.

  • Los jóvenes. Rubalcaba aprovechó ayer la entrega de la primera edición de los Premios Nacionales de Juventud, junto a la ministra de Sanidad, Leire Pajín, para pedir respeto para los jóvenes, el sector social que más tópicos soporta, según dijo. “La juventud tiene que ser exigente con los políticos”, añadió, tras pedir que se la escuche y se debata con ella.
  • El Movimiento 15-M. “No escucharles es de necios”, aseguró a EL PAÍS. Los indignados, añadió, “expresan el malestar por el deterioro de la democracia, su rechazo a la corrupción y al enfrentamiento continuo entre los grandes partidos”. Rubalcaba cree que hay que prestar atención a este movimiento, que encuadra en un entorno social próximo ideológicamente a sus intereses.
  • Defensores de la sanidad pública. Rubalcaba prometió el domingo que los Presupuestos Generales del Estado para 2012 destinarán 8.000 millones de euros adicionales para las comunidades autónomas y abogó por dedicar esta cantidad a la sanidad pública. “Vamos a ver si todas [las comunidades] lo hacen, y si no lo hacen, vamos a preocuparnos de que lo hagan”, dijo.
  • Hipotecados, embargados. Aviso a la banca. El vicepresidente y candidato defendió el pasado sábado durante una reunión con los secretarios provinciales del PSOE que los bancos y los poderes económicos compartan el coste de la salida de la crisis y no la hagan recaer solo en los sectores más afectados por ella. “¿Por qué los bancos dieron hipotecas de alto riesgo? Algunos directores de sucursales cobraron porcentajes por unas hipotecas que sabían que estaban en el límite o que eran imposibles de pagar. Los bancos tienen necesidad de cobrarlas, pero no pueden hacerlo a costa de la gente”, dijo.
  • Ayuntamientos y pequeños empresarios. El pasado 1 de julio, Rubalcaba anunció que el Instituto de Crédito Oficial anticiparía el dinero de las deudas que los Ayuntamientos tienen con sus proveedores siempre que los consistorios devolviesen el dinero en un plazo de hasta tres años. La medida, además de aliviar la deuda municipal (cerca de 30.000 millones de euros), repercutiría especialmente en muchas pequeñas empresas que se han visto abocadas a cerrar por no haber cobrado los servicios contratados por los Ayuntamientos.