África No es un país
Coordinado por Lola Huete Machado

El mercado de las músicas africanas fortalece sus redes

El encuentro Visa for Music mantiene su séptima edición en versión digital, con conciertos online y consagrado al debate sobre la resiliencia de artistas en tiempos de pandemia

Sandra Nankoma, cantante ugandesa de soul y jazz, durante su actuación en la edición de 2019 de Visa for Music.
Sandra Nankoma, cantante ugandesa de soul y jazz, durante su actuación en la edición de 2019 de Visa for Music.Visa for Music (EL PAÍS)

Nos habíamos acostumbrado a las brumas atlánticas de cada otoño con músicas del mundo en Rabat, la capital de Marruecos, gracias al encuentro Visa for Music-Africa Middle East Music Meeting, y esta vez podremos seguirlo solo a distancia. La séptima edición acaba de arrancar, en versión online, y, hasta el sábado 21 se pueden seguir sus actividades, desde casa, como casi todo en 2020. Esta cita ineludible del mercado panafricano es uno de los hilos que teje una red interprofesional que se consolida en el continente y en la que se van enlazando nuevas ideas artísticas y proyectos compartidos.

Más información
Iyenga, congoleña, es una de las artistas que participan en el  Salón de la Escale Bantoo.
La escena musical africana se resiste a cancelar
La música viaja sin visado
Visado especial para la música

De la primavera en adelante, con casi todos los festivales presenciales anulados también en África (a pesar de que la covid-19 ha golpeado con relativa menor virulencia que en Europa), la situación de los artistas, productores, gestores culturales, técnicos y organizadores de eventos se ha tornado especialmente susceptible en una región en la que ya resultaba difícil la profesionalización, la gestión de derechos de autor y la obtención de visas para las giras, así como la visibilidad de las empresas culturales que aún no han sido bendecidas por los programadores occidentales. De ahí el valor de sostener, al menos, los encuentros virtuales, para que las redes no se corten (o se deshilachen) por falta de uso.

Esta edición del Visa for Music, entonces, propone conciertos en cápsulas de vídeo de una selección de grupos marroquíes y músicos residentes en Marruecos, con especial hincapié en la representación de todas las regiones. Así, un jurado integrado por Lama Hazboun (fundadora del Festival de jazz de Amman, Jordania), Pierre Claver Mabialia (operador cultural de Congo Brazzaville), la periodista tunecina Shiraz M’rad, Melody Zambuko (directora de Music Crossroads Zimbabwe) y Othman Nejmmeddine (director de la Organización Africana de la Industria de la Música, AFROMI) ha seleccionado a 17 formaciones y solistas de Mohamedia, Casablanca, Safi, Oujda, Chefchaouen, Ifrane, Rabat, Agadir, Azilal, El Aaiún, Khemiset, Temara, Fez, Boumalne Dades, Sjirat y Esauira.

Los curiosos y aficionados a las músicas del Magreb pueden, desde su casa, asistir a los conciertos de: Sonia Noor, Aissaoui, Naji Soul, Khtek, Jubantouja, Hadra Chefchaounia, The Souissi Brothers, Snitra, Hasba Groove, Rhita Nattah y Tasuta N-Imal entre otros. El programa completo y las grabaciones de los conciertos están disponibles aquí.

Además, se está desarrollando una serie de conferencias que pueden seguirse a través de las páginas de Facebook e Instagram de la organización (#vfm2020 #vfmdigital) para las que se ha tenido especialmente en cuenta la paridad entre hombres y mujeres ponentes. El objetivo es contribuir a la profesionalización de los músicos, técnicos y gestores, así como a la apertura y desarrollo de las industrias culturales y creativas en la región.

Entre las temáticas que se abordan en este foro online de las industrias musicales africanas se analiza cómo lo digital afecta la expresión actual, si los streamings pueden competir con la emoción del vivo o si, en efecto, hay una democratización de la creación y la autoproducción. Kane Limam (Festival Assalamalekoum); José Da Silva (Sony Music de Costa de Marfil); Amadou Fall Ba (Asociación Africulturban); Raoul Rugamba (Africa in colors) y Marcus Gora (Mokoomba) por citar algunos, debatirán sobre los modos en que la escena urbana puede aprovechar esta transición digital, e intentarán responder a la pregunta sobre si las nuevas herramientas digitales pueden ser creadoras de valor. Esto es, si las plataformas digitales constituyen los nuevos escaparates para los artistas, qué impacto tiene esta nueva realidad en los países del Sur, en los que el desarrollo de internet y las nuevas tecnologías no están garantizados con los mismos niveles de calidad que en los países del norte.

En tanto, sobre la creación y la gestión cultural y empresarial a cargo de las mujeres, debatirán, entre otras, Louise W. McMilliam (representante del Ministerio de Cultura de Liberia), las cantantes Sandra Nankoma, Naneth Nkoghe y Sonia Noor; Amani Samaan (Festival Beirut); Ouafa Belgacem (Culture Funding Watch) y la representante de artistas Mphatso Chidothe.

Acerca de la resiliencia de los artistas y actores culturales africanos en tiempos de pandemia, este viernes 20 de noviembre, hablarán Ghita Khaldi (Asociación Afrikayna), Yannick Drick (Salon Chad Music Expo), Melaku Belay (Fendika cultural center), Chisomo Makunje, Shabani Ramadhani (Marhaba Music Expo), Gabriella Peppas (Ilifindo) y el representante de Naciones Unidas, Phillip Sithole. El sábado 21, asimismo, se discutirá sobre las nuevas prácticas de conexión de los artistas con su público, que han sido puestas en práctica a raíz de los confinamientos, con Pierre Claver Mabiala (Arterial Network), el profesor marfileño Yacouba Konaté, Alain Bidjeck (MOCA), Oumy Régina Sambou (Africulturelle), Sipho Sithoe (Native Rythms Productions), Eddie Hatitye (Music in Africa), Yusuf Mahmoud (Sauti za Busara Festival) y Matilda Salima (Music Crossroads Malawi), entre otros.

Las charlas son en inglés y en francés. Aquí, el programa completo.

Puedes seguir a PLANETA FUTURO en Twitter, Facebook e Instagram, y suscribirte aquí a nuestra ‘newsletter’.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS