Columna
Artículos estrictamente de opinión que responden al estilo propio del autor. Estos textos de opinión han de basarse en datos verificados y ser respetuosos con las personas aunque se critiquen sus actos. Todas las columnas de opinión de personas ajenas a la Redacción de EL PAÍS llevarán, tras la última línea, un pie de autor —por conocido que éste sea— donde se indique el cargo, título, militancia política (en su caso) u ocupación principal, o la que esté o estuvo relacionada con el tema abordado

Fotos en el museo

Mick Jagger fue fotografiado hace unos días en el Reina Sofía ante el ‘Guernica’. La imagen se difundió y hubo quejas. ¿Por qué ese sí y yo no?

Mick Jagger posa frente al 'Guernica', en el Museo Reina Sofía de Madrid.
Mick Jagger posa frente al 'Guernica', en el Museo Reina Sofía de Madrid.

Un día me hinché a sacar fotos a calzón quitado en la National Gallery de Escocia. Aprovechando que estaba permitido, me arrimé a la Vieja friendo huevos y a otras joyas pictóricas del lugar, y me abastecí de imágenes en abundancia. Hace poco, un tipo le arreó un tartazo a la Mona Lisa. Pues bien, la prensa ilustró la noticia con fotos del cuadro detrás de un bosque de manos alzadas con sendos móviles. Una vez, en el MoMA, presencié una escena simpática. La chica se acercó al vigilante y, al tiempo que le tendía el móvil, le preguntó si la podía fotografiar delante del pollock expuesto allí junto. El vigilante procedió, amable, y bromeando repitió la foto por si la primera hubiese salido borrosa.

En ciertas pinacotecas españolas yo no he tenido la misma suerte. Hace unos años, una vigilante de sala me abordó en el Prado como quien ataja a un ladrón que acabara de birlarle el chupete a un bebé. Cerca de Las meninas, me olió las intenciones y, severa y cejijunta, se apresuró a comunicarme la prohibición de hacer fotos dentro del museo. Me alejé; no me perdió de vista y, como me pillase cometiendo el delito fotográfico desde el umbral de la entrada, vino con rapidez a reñirme igual que me reñían en el parvulario.

Traigo esto a colación porque recientemente a Mick Jagger lo fotografiaron, hecho un chaval risueño de 78 años, en el Reina Sofía, delante del Guernica. Se difundió la imagen y hubo quejas. ¿Por qué ese sí y yo no? En este plan, obviando el efecto publicitario de la visita de tan prominente persona. ¿Producirán gustillo la aplicación estricta de las normas, el cabreo con fines didácticos, el apego a una noción primordialmente geométrica de la igualdad entre los hombres?

Cuando un tema da mucho que hablar, lee todo lo que haya que decir.
Suscríbete aquí
50% de descuento

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS