CARTAS AL DIRECTOR
i

¿Apuestas algo?

Los lectores opinan sobre la publicidad de las apuestas deportivas, las elecciones en la Comunidad de Madrid, la atención presencial, la covid-19 y sobre la solidaridad

Una persona mira una pantalla con varias web de apuestas 'online'.
Una persona mira una pantalla con varias web de apuestas 'online'.PACO PUENTES / EL PAIS

Viendo la televisión me encontré con un partido de fútbol. Antes de empezar, como ya es habitual, mostraron diferentes cuotas de una casa de apuestas para el partido. El juego es algo tristemente normalizado, y en pocas ocasiones es noticia la ludopatía. Es lo que hay, todos los días encuentras algún anuncio de apuestas o póquer. Anuncios que prometen que serás un triunfador y que lo venden como un ocio más. Anuncios financiados en parte por los bolsillos rotos de aquellos que entraron pensando que no se engancharían, pero que han sucumbido a la adicción. Ha entrado en vigor una ley que limita el alcance de esta publicidad. Veremos si es suficiente. La edad media a la que se empieza a apostar ha caído de forma preocupante. Cada vez es más sencillo apostar en cualquier momento y lugar gracias a internet. Y todo apunta a que este problema nunca va a dejarnos del todo. ¿Apuestas algo?

Carlos Gimeno Mateo. Valencia


Vivir a lo Ayuso

Ha triunfado en Madrid vivir a lo Ayuso, que, si no he entendido mal, consiste en ser libre de hacer lo contrario a lo que se acuerde entre todas las comunidades autónomas. También es muestra de independencia decidir no prevenir la transmisión de la pandemia contratando rastreadores, sino optar por construir un hospital para curar a esos enfermos que, tal vez, podían no haberlo sido. Yo creía que la libertad de uno terminaba donde empezaba la de los demás, pero hay que saber adaptarse, felicitar a la ganadora y tomar nota de lo importante que es vivir en libertad (¿a la madrileña?). Por tanto, con independencia de lo que se legisle en la Comunidad de Madrid, entiendo que si el toque de queda es a las once de la noche, yo podré salir hasta las dos de la mañana, y si solo puede haber reuniones de seis personas yo me podré juntar con 10, y si hay unas zonas básicas de salud perimetradas, yo podré pasar de unas a otras ejerciendo mi libertad.

José García Sanjuán. Madrid


Mónica García acompañada del líder de Más País, Íñigo Errejón, y de Rita Maestre.
Mónica García acompañada del líder de Más País, Íñigo Errejón, y de Rita Maestre.ALBERTO ORTEGA / Europa Press

Ellas ganan

En las elecciones de la Comunidad de Madrid la victoria rotunda ha sido de las mujeres. Las tres candidatas cabeza de lista han subido en votos, al contrario de los candidatos.

Inmaculada López Muñoz. Almadrones (Guadalajara)


¿Volverá la atención presencial?

Desde el Gobierno central se nos dice, se nos avisa, que el próximo 9 de mayo decae el estado de alarma. Así, poco a poco, volveremos a reanudar actividades y ocupaciones varias. Le digo yo al Gobierno que una de las primeras cosas que deberían reanudarse es la atención presencial a las personas que necesiten realizar gestiones ante cualquier Administración pública. Hoy en día se constata que existen recursos, de cualquier ámbito territorial, que solo funcionan telemáticamente. Si el Gobierno desea que los ciudadanos iniciemos una nueva normalidad, por favor, que se pongan a trabajar, que se pongan las pilas (tiempo han tenido) y hagan que todos los estamentos legislativos, ejecutivos y judiciales vuelvan a los horarios y funcionamientos previos a marzo de 2020. Por supuesto, con todas las medidas preventivas necesarias.

José Luis Martínez Guillén. Córdoba


Justos o “justos”

Según la RAE, la justicia es el principio moral que nos lleva a dar a cada uno lo que le corresponde. Para muchos, este principio es propio de los seres humanos y solo hay que aprender a desarrollarlo. Sin embargo, si miramos a nuestro alrededor, nos damos cuenta de que vivimos en un mundo en el que la injusticia predomina. Tan solo debemos fijarnos en un tema tan actual como la vacunación: de los millones de dosis de la vacuna anticovid que se han administrado ya en el planeta, solo una mínima parte ha sido inoculada a personas en países pobres. Tal vez el principio intrínseco del ser humano sea la injusticia, motivada por nuestro instinto animal de la supervivencia. Esto nos lleva a actuar injustamente y a denominar como justo aquello que nos conviene.

Ángela Dolado Dolado. Valencia


Los textos de esta sección tienen que enviarse exclusivamente a EL PAÍS y no deben tener más de 100 palabras (700 caracteres sin espacios). Deben constar nombre y apellidos, ciudad, teléfono y DNI o pasaporte de sus autores. EL PAÍS se reserva el derecho de publicarlos, resumirlos o extractarlos. No se dará información sobre estas colaboraciones. La dirección para escribir en esta sección es CartasDirector@elpais.es

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50